gallináceo


Búsquedas relacionadas con gallináceo: violaceo

gallináceo, a

1. adj. De las gallinas.
2. ZOOLOGÍA Parecido o semejante a la gallina.
3. adj / s. f. ZOOLOGÍA Perteneciente a una antigua familia de aves que corresponden al actual orden de las galliformes.
Ejemplos ?
De acuerdo con la popular interpretación de la afable figura de san Antonio, el drama de las tentaciones se atempera considerablemente con la escena cómica del pobre eremita, vestido con una pesada túnica azul, arrastrado por los cabellos (casi una cita de una obra gráfica de Martin Schongauer), y del extraño emplumado que se lanza sobre él blandiendo un bastón, o en aquella especie de gallináceo acorazado que muerde la mano del hombre santo.
l ganso ceniciento (Cereopsis novaehollandiae)o ganso cenizo, también conocido como ganso cereopsis, cereopsis, ganso gallináceo es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae, la única especie del género Cereopsis.
En el siglo XVIII, a Polichinela le creció la barba y el bigote, y un alto sombrero de alas levantadas (continuando el simbolismo gallináceo).
Dr. Gallináceo M.D: Es una gallina mutante que surge como aliada de las tortugas, era una de las tantas gallinas que Mikey cuidaba pero tras comer mutageno su cerebro se hace más grande dandole super inteligencia, cuando las tortugas regresan a Nueva York ella se queda en la granja con los de su especie.
Están especialmente adaptados para alimentarse en vuelo. Ejemplo: canastera (Glareola pratincola). Gallináceo: es un pico fuerte y corto, cuyo extremo acaba en un cono.
A admirarnos de la celeridad empezamos, y a jurar que ni un gallo siquiera gallináceo tan rápido ser cocinado pudo, tanto más, por cierto, cuanto que poco antes había comparecido allí.
Pues un gallo gallináceo, un pentíaco y quebrantos de ese tipo los rústicos hacen: mis cocineros incluso terneros enteros en el caldero cocinados suelen hacer y a continuación al cocinero llamar ordenó, y, no esperada la elección nuestra, al más grande por nacimiento ordenó matar, y con clara voz: “¿De cuál decuria eres?” Cuando él que era de la cuadragésima hubiese respondido, “¿Comprado o, dice, en casa nacido?” “Ni lo uno ni lo otro”, dijo el cocinero, “sino por el testamento de Pansa a ti dejado fui”.