galenismo

galenismo

(De Galeno, médico griego de la antigüedad.)
s. m. y f. MEDICINA Doctrina médica fundada por dicho médico que explica los estados de salud y enfermedad como dependientes de la alteración de los humores.

galenismo

 
m. Doctrina de Galeno según la cual los fenómenos fisiológicos y patológicos dependen de los cuatro humores: sangre, bilis, linfa y pituita.
Ejemplos ?
Decidido partidario de la farmacia y la química experimental, se enfrentó a sus compañeros que seguían con el galenismo de Mesué y Dioscórides.
Este último, que ha sido detenidamente analizado por Peset Llorca, ofrece una teoría original acerca de la naturaleza del delirio y sus causas dentro de los supuestos del galenismo, de la psicología y de la filosofía aristotélico-tomista.
Partidario de Galeno en su juventud, rebatió al veronés José Gazola, quien había publicado el opúsculo El mundo engañado por los falsos médicos, en su primera obra, Verdadera apología de la Medicina racional (1690), y atacó también a Juan de Cabriada; insistiendo en su galenismo, negó por entonces la doctrina de William Harvey sobre el aparato circulatorio, de lo que habría de arrepentirse posteriormente de mala gana; su pensamiento, sin embargo, se fue modernizando rápidamente en Madrid.
Había asimilado la tradición médica complutense encabezada por Francisco Valles a través de su maestro Pedro García Carrero, aunque los aspectos renovadores del galenismo "hipocratista" vigente en Alcalá en las décadas centrales de la centuria anterior habían quedado diluidos por el retorno al escolasticismo propio de la Contrarreforma.
Procedentes de sus lecciones, se caracterizan por atenerse principalmente a la observación clínica en una línea similar al galenismo "hipocratista" del siglo anterior, aunque algunos casos son interpretados desde una perspectiva "fermentativa".
Los escritos de Heredia y los textos de sus lecciones fueron recogidos después de su muerte por su discípulo Pedro Barea de Astorga; bajo el título de "Opera Medicinalia" fueron publicados por vez primera en 1665, en cuatro gruesos volúmenes que alcanzaron tres reediciones. Heredia fue la más temprana de las grandes figuras del galenismo "moderado" en la España de mediados del siglo XVII.
En líneas generales la universidad permaneció estancada en las formas repetitivas de la escolástica medieval (magister dixit), tendentes a la perpetuación de los paradigmas dominantes (galenismo, geocentrismo) y lo que se ha venido en llamar neoescolástica.
Como médico sigue el galenismo arabizado y más propiamente el avicenismo bajomedieval; en el ámbito filosófico y en el científico en general y dentro del horizonte aristotélico se muestra partidario de la experimentación y distingue con claridad entre filosofía y teología.
A finales del siglo XVII encabezó al grupo de profesores de medicina españoles partidarios de un galenismo intransigente ante cualquier novedad procedente de las corrientes modernas, junto al valenciano Matías García y el aragonés Matías de Llera.
Al igual que este último, Vallés y Gómez Pereira, fue un antiaristotélico, pero en esta obra, aunque sigue la estructura del Canon de Avicena, se muestra más bien crítico con el Avicenismo y el Galenismo según los principios de su radical atomismo corpuscular, que aplica a toda disciplina.
Cuando Galán fue asesinado en 1989, su hijo Juan Manuel Galán pidió a Gaviria continuar con las banderas del Nuevo Liberalismo, a pesar de que Gaviria se había involucrado al galenismo apenas unos meses atrás.
Todos estos escritos fueron reunidos en un volumen que apareció en 1674, después de la muerte de su autor, con elogios introductorios de Juan Lázaro Gutiérrez y Cosme Gil de Negrete, ambos discípulos de Maroja y catedráticos en Valladolid. Maroja era un seguidor del galenismo tradicional completamente cerrado a cualquier tipo de innovación.