galantería


También se encuentra en: Sinónimos.

galantería

1. s. f. Amabilidad y buena educación, en especial en el trato con las mujeres. cortesía
2. Acción o expresión obsequiosa o cortés desdeñaba las galanterías que le dirigían sus compañeros.
3. Actitud del que se muestra generoso con los demás. generosidad

galantería

 
f. Acción o expresión obsequiosa.
Gracia y elegancia de algunas cosas.
Liberalidad, bizarría, generosidad.

galantería

(galante'ɾia)
sustantivo femenino
1. dicho o hecho educado y atento que un hombre dirige a una mujer Se ruborizaba con las galanterías que le dirigían.
2. cualidad de quien es educado y atento en el trato Su galantería está pasada de moda.
Sinónimos

galantería

sustantivo femenino
1 obsequio, gentileza, flor, requiebro, piropo, lisonja.
Obsequio y gentileza pueden aplicarse a cualquier acción o expresión obsequiosa. Cuando la galantería es de palabra, se utilizan los otros sinónimos.

galantería:

atenciónrequiebro, delicadeza, cortesía, lisonja, gentileza, piropo,
Traducciones

galantería

galanía

galantería

Höflichkeit

galantería

gallantry, compliment

galantería

amindumo

galantería

galanterie

galantería

galanteria

galantería

galanteria

galantería

英勇

galantería

英勇

galantería

tapperhed

galantería

SF
1. (= caballerosidad) → gallantry; (= atención) → charm, attentiveness (to women); (= gentileza) → politeness, urbanity (frm)
2. (= cumplido) → compliment; (= piropo) → charming thing to say, gallantry
Ejemplos ?
Cultivaba el verso y burilaba la crónica periodística con la iluminación genial de su galantería académica, haciendo cátedra del 'bien decir en todas las páginas en donde corría su pluma.
Yo sueño con la celebridad: la medianía me causa horror. Si mi voz es una de tantas como se oyen en los salones y se aplauden por galantería...
Ni pasará. Estoy al quite. Sólo a medias se tranquilizaba el judío, inquieto ante la galantería del dependiente. «¡Jum, jum! -murmuraba, rascándose suavemente el ala de la nariz-.
Pero todo lo achacaban las damas a galantería de la más fina, exquisita y elevada, quedándoles el recurso de creer que las únicas atenciones sinceras y en las cuales entraba verdadero interés eran las que a cada una personalmente se dirigían.
Ambos generales se estrecharon la mano y volvieron grupas. No pudo llevarse más adelante la galantería por ambas partes. A los americanos nos tocaba hacerlos honores de la casa, no quemando los primeros cartuchos mientras los españoles no nos diesen el ejemplo.
Vedla envuelta en sus viejas murallas, como en un manto real desechado. Mirad al viejo Betis besando sus pies, con la respetuosa galantería española.
¡Es la Eternidad!» ¿Verdad, señora, que éste es un madrigal ciertamente meritorio y tan enfático como vos misma? Por de contado, tanto placer tuve en bordar esta galantería presuntuosa, que nada, en cambio, he de pediros.
¡Qué mal su vida entre las tantas vidas que han vivido de vitales muertes sin más armonía… y sin fantasía… y sin poesía… sin orfebrería y sin melodía… sin galantería y sin varonía… sin más juglaría ni caballería… Sólo egolatría… y piratería… y mitología… y monotonía… y rata osadía… sólo oligarquía… y regatería… falsa rebeldía… y rapacería… Sólo satrapía… y baratería… cero algarabía que al amar crecía… Nada de energía que se alzaba en guía tras la lozanía de la cortesía… Nula frenesía por dar autoría a la ideología vuelta librería Simple rejería de holgazanería.
Alberto nos retrató con magistral ligereza á todos en ese soneto; y si algo hay en él exclusivamente suyo es el último verso, por lo culto de la galantería que expresa.
No era una cena donde los dichos agudos y las alegres historietas hiciesen volar las horas, y en que la presencia de las damas, incitando a la galantería, contuviese a la brutalidad.
ueridísima amiga: Me ha honrado usted con el obsequio de un ejemplar de su libro Faginas del Ecuador y manifestádome deseo de conocer mi juicio sobre su producción literaria, deseo que complacido satisfago, no por galantería de hombre social para con la be- lleza, sino por el entusiasta cariño que á la inteligente é ilus- trada amiga profeso.
Así por la galantería del autógrafo cuanto por la curiosidad que en nuestro ánimo despierta todo trabajo sobre Historia americana, dimos de mano á otras lecturas para engolfarnos en la de la interesantísima obra de nuestro ya viejo amigo el erudito y laborioso escritor argentino general don Barto- lomé Mitre.