galanas

Traducciones

galanas

SFPL (CAm) echar galanasto boast, brag
hacer galanasto do naughty things, be wicked
Ejemplos ?
Cuentan los viajeros que recorrieron las orillas del Ganges, allá en la lejana y dorada India, que en el territorio llamado Titnebrais se crían las rosas más encendidas y galanas, las más frescas y odorantes que hay en el mundo.
En los delirios de tu gran dolencia arrojaste en metáforas galanas centenos de egoísmos y violencia, ¡malas semillas en tierra alemana!
Despejando luego todas, el circo desembarazan a los nobles caballeros que salen a correr cañas. Por la izquierda y la derecha a un tiempo entraron galanas dos diferentes cuadrillas, que a unirse en el centro marchan.
Con marlota de brocado De labores muy galanas En oro y en pedrería Se dejó ver la sultana: En el jazmín de su frente Pura rosa se desmaya Y tiene en medio un rubí Que de noche es una llama.
Tu egregio padre fue Don Ramón de la Cruz, genio que en su canción puso desgaires y desparpajos, y en sus escenas, sin par galanas, cantó los ojos de las villanas y las hazañas de nuestros majos.
Pero no es así, y todo queda reducido a un simple discreteo; por el momento, los rasgos de ingenio y otras galanas habilidades, en vez de dedicarse a juegos inocuos consigo mismas, ocultan a nuestra visión, en la mayoría de los casos, el verdadero pensamiento que, a su vez, se busca a sí mismo.
Las galanas espinelas á un médico corcobado, á quien lla- ma ))iá doblado que capa de pobre cuando nueva y más torcido que una ley cuando no quieren que sirva; el sabroso coloquio entre la Muerte y un doctor moribundo; el repiqueteado romance á la bella Anarda, y otras muchas (1) Bate articulo fué encríto para servir de prólogo ¿ la oolección de poesías de Caviedes.
Imagínate, lector, un par de tortolitas amarteladas, y si te gustan los buenos versos te recomiendo la pintura que de ese amor hace ``Clemente Althaus´´ en una de sus más galanas poesías que lleva por título: Una carta de la Perla sin compañera.
Y como es costumbre de las doncellas que van a tomar el hábito ir lo posible galanas y bien compuestas, como quien en aquel punto echa el resto de la bizarría, y se descarta della.
Sé también que fuera me están esperando muchas cosas muy deliciosas, desde lo que San Francisco llama «mi hermano el viento» y «mi hermana la lluvia», cosas galanas las dos, hasta los escaparates y los atardeceres de las grandes ciudades.
El caso de excepción a que referimos se constituye con los breves, pero conceptuosas y galanas páginas de presentación con que los editores de la “Memoria Histórica sobre la Revolución de Chile” de Fray Melchor Martínez, acompañaron esa obra impresa en Valparaíso en 1848.
Este impuesto era también conocido por los celtas, quienes lo denominaban ericfine en Irlanda y galanas en Gales, y por los pueblos eslavos que lo llamaban vira ("вира") en Rusia y główczyzna en Polonia.