galán


También se encuentra en: Sinónimos.

galán

(Del fr. galant, que se divierte, atrevido.)
1. adj. Apócope de galano.
2. s. m. Hombre que tiene buena presencia y semblante se casó con un galán, culto y adinerado.
3. Hombre que galantea a una mujer rechazó a todos sus galanes hasta que conoció al que hoy es su marido. pretendiente
4. CINE, TEATRO Actor que representa un papel protagonista en una obra o en una película. protagonista
5. Mueble en forma de percha con pie para colgar la ropa dispuso la ropa que pensaba ponerse al día siguiente sobre el galán. galán de noche
6. galán de día BOTÁNICA Arbusto propio del trópico americano, de hojas apuntadas y flores blancas en figura de clavo
7. galán de noche BOTÁNICA 1. Arbusto ramoso propio del trópico americano, con hojas alternas en la parte superior de un olor muy fuerte y flores blancuzcas y muy olorosas por la noche. 2. Galán, mueble en forma de percha.
NOTA: Nombre científico: (Cestrum nocturnum.)

galán

 
adj. Galano.
m. Hombre de buen semblante y airoso.
El que galantea a una mujer.
teat. El que hace alguno de los principales papeles serios: primer g.

galán

(ga'lan)
sustantivo masculino
1. hombre atractivo y elegante que se desenvuelve con gracia Era el galán más codiciado del club social.
2. personaje masculino de cine o televisión que es atractivo, elegante y tiene un papel protagónico un galán de telenovela conocido
3. hombre que trata de enamorar o seducir a una mujer Ese automóvil es del galán de turno de la vecina.
Traducciones

galán

stud, beau, gallant

galán

A. SM
1. (= hombre apuesto) → handsome fellow; (= Don Juan) → ladies' man (Hist) → young gentleman, courtier
2. (= novio) → gallant, beau; (= pretendiente) → suitor
3. (Teat) → male lead; (= protagonista) → hero
primer galánleading man
joven galánjuvenile lead
galán de cinescreen idol
4. galán de noche (= mueble) → clothes-rack and trouser press; (= planta) → night jasmine
B. ADV (LAm) = bien
Ejemplos ?
(113) Mas doña Luz á solas Llorando sin consuelo Por su galán oculto Se aflige sin cesar, Y prematura muerte De hinojos pide al cielo Si acaso pudo ingrato Su corazon cambiar.
150 sino porque ya otro fuego en mi pecho se acrisola. Suelo en esta calle ver pasar a un galán mancebo, que si no es el mismo Febo, yo no sé quién pueda ser.
El misterio de los dulces ojos aterciopelados y tristes eran el misterio de mis melancolías en aquellos tiempos, cuando fuí galán y poeta.
Ojalá no fuera así lo que te dice mi boca. Ese Muza embajador del rey moro de Sevilla, es el galán. SANCHO MONTERO: ¡Qué mancilla para dama de su honor!
¿Y quién, señora, ha logrado tu amor? Ana: ………Sólo decir puedo que es un don Carlos de Olmedo el galán. Mas han llamado; mira quién es, que después te hablaré, Celia.
—Ya no tardará, Señor. La Duquesa quiso apartarse cediendo el paso, pero muy galán lo rehusó el Rey: —Las damas primero. El salón, apenas alumbrado por los candelabros de las consolas, era grande y frío, con encerada tarima.
Mas dejemos, por Dios, Señor, a un lado hablar de ira y poetizar de muerte; baste por esta vez lo aquí contado del no menos cruel infiel que fuerte; que es tiempo de volver donde he dejado a Grifón en Damasco y a su suerte con la vil Orrigila y, de su mano, aquel que es su galán, y no su hermano.
¿Hallastes acaso amor más cumplido? ¿Te llama su bella más fino galán?… Cien torres robustas al fin han caído, Las iras calmaron del recio huracán.
LA DAMA ¿Quién es él? MARGARITA Ese viajero que salió con el alba. LA DAMA ¿Un caballero mozo y galán? EL CABALLERO ¿Sobre un caballo overo?
80 esta noche con su amante; de que mi hermano furioso, como a quien está celoso no hay peligro que le espante, con unos hombres trató que fingiéndose justicia —¡mira qué astuta malicia!— prendan al que la robó, y que al pasar por aquí al galán y dama bella, ........
Yo la amaba como a un ángel, con celeste idolatría, y a mi amor correspondía como una mujer vulgar: yo un amor la consagraba emanado de los cielos; ¡y ella el dogal de los celos me apretaba sin cesar! Rosa era conmigo a solas toda expresión, toda fuego: llegaba un galán… y luego me dejaba a mí detrás.
Cortés, galán y afable, pronto a satisfacer, jamás esconde su faz al lidiador más formidable, si una ofensa vengar le corresponde.