gajes


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con gajes: gajes del oficio

gajes

('gaxes)
sustantivo masculino plural
dinero extra además del sueldo Su sueldo es tan magro que depende siempre de los gajes.
dificultades que implica un oficio, actividad o situación determinada Estoy con sobrepeso, pero son gajes del oficio de un trabajo tan sedentario.
Ejemplos ?
Gajes del oficio Allá por los años de 1815, cuando la popularidad de virrey don José Fernando de Abascal comenzaba a convertirse en humo, cosa en que siempre viene a parar el incienso que se quema a los magnates, tocole a su excelencia asistir a la Catedral en compañía del Cabildo, Real Audiencia y miembros de la por entonces magnífica Universidad de San Marcos, para solemnizar una fiesta de tabla.
Sabemos de un cierto dirigente sindical que tenía o tiene esta misma costumbre, disfrutando de los gajes del auge petrolero, apoyado por cierto como candidato a senador, por cierto socialista.
Pero, en efeto, llevado de mi buen natural, quise responder a lo que a mi amo debía, pues tiraba sus gajes y comía su pan, como lo deben hacer no sólo los perros honrados, a quien se les da renombre de agradecidos, sino todos aquellos que sirven.» CIPIÓN.—Esto sí, Berganza, quiero que pase por filosofía, porque son razones que consisten en buena verdad y en buen entendimiento; y adelante y no hagas soga, por no decir cola, de tu historia.
Socorred al rey don Pedro, que es legítimo, otro no; coronad vuestras proezas con tan generosa acción.» Así cuando en Occidente, tras siniestro nubarrón, un anochecer de marzo su lumbre ocultaba el sol, al pie del triste castillo de Montiel, donde el pendón vencido del rey don Pedro, aun daba a España pavor; Men Rodríguez de Sanabria con Beltrán Claquín hablo; y éste le dio por respuesta con francesa lengua y voz: «Castellano caballero, pues hidalgo os hizo Dios, considerad que vasallo del rey de Francia soy yo; »y que de él es enemigo don Pedro, vuestro señor, pues en liga con ingleses le mueve guerra feroz. »Considerad que sirviendo al infante Enrique estó, que le juré pleitesía, que gajes me da y ración.
Y no sé cómo aborreciéndolos el mundo tanto, por venganza dellos no da en ser bueno adrede por un año o dos años, que de hambre y de pena se morirían.Y renegad de oficio que tiene situados sus gajes donde los tiene situados Bercebú.
Lo que a mi me deve el Rrey de mis gajes, poco más u menos, se verá por la rrazón de los libros del maestre de Cámara, y lo que aora hasta el día de la hecha me puede dever, poco más u menos, serán dozientos ducados.
Lo primero que tenemos que preguntarnos los que hemos hecho esta Revolución es con qué intenciones la hicimos; si en alguno de nosotros se ocultaba una ambición, un afán de mando, un propósito innoble; si en cada uno de los combatientes de esta Revolución había un idealista o con el pretexto del idealismo se perseguían otros fines; si hicimos esta Revolución pensando que apenas la tiranía fuese derrocada íbamos a disfrutar de los gajes del poder...
Atraídos por los encantos de su programa fascinador, concurrieron a consumarla todos los venezolanos; y su triunfo no ha producido otros gajes que el entronizamiento de una minoría siempre retrógrada, siempre impotente en su caída, siempre ávida de satisfacer innobles venganzas.
Trescientos pesos al año gastaban los moqueguanos en satisfacer las tres premiosas exigencias del cura de almas, amén de los gajes parroquiales y de cuatro mil duros en que se calculaban los diezmos y primicias.
Su mal es grande estadista, porque estudia infatigable, en escuelas de tormentos, políticas de pesares. Pues cuando firme pretende que por quererla, a otra ame, cobra sueldos de fineza, sin tirar de amante gajes.
Él fingía no comprender aquel desprecio, creyéndose superior en jerarquía a tan subalternos personajes, siquiera ellos cobrasen mejor sueldo y tuvieran gajes que a don Casto ni se le pasaban por las mientes, cuanto más por los bolsillos.
Los que creen que en política se llega, cuando consideran que han llegado, se regodean con los gajes y quieren los fletes sin la carga.