furibundo

(redireccionado de furibundos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con furibundos: enjundia, meditabundo, nauseabundo

furibundo, a

1. adj. Que se enfurece con facilidad es conocido entre sus compañeros por su furibundo carácter. violento
2. Que expresa o se hace con furor le dirigió una furibunda mirada. furioso, enojado

furibundo, -da

 
adj. Lleno de furia.
Extremado, entusiasta o partidario.

furibundo, -da

(fuɾi'βundo, -ða)
abreviación
1. persona que experimenta mucho enojo Se puso furibundo cuando se enteró del problema.
2. característica que implica o muestra un enojo muy grande Le echó una mirada furibunda a los presentes y se marchó dando un portazo.
3. que experimenta un arrebato airado una pareja de amantes furibundos
4. que es muy apasionado una venganza furibunda
Traducciones

furibundo

wütend

furibundo

furieux

furibundo

frantic, furious

furibundo

ADJ (= furioso) → furious; (= frenético) → frenzied
Ejemplos ?
Ora me revolcaba dándome de calabazadas contra todo lo que topaba; ora estallaba en furibundos alaridos acompañados de lagrimones, cuando no me daba por aventar las cosas o por morder.
Era del todo imposible acabar, no una conversación, sino una frase, sin que tía Ignacia se la cortara con algún responso; cualquier inocente guiñada topaba, a la fija, con los ojos, medio zarcos por la vejez, pero relucientes todavía y siempre furibundos, de la tía.
Fascinadamente aterrorizado miré el arribo de muchos cuervos que al llegar, volaban a mi rededor y descargaban sus picos furiosos en mi contra; intentaban penetrar furibundos el capullo que me apresaba y que por fortuna, me protegía.
Obedecí, falto de toda voluntad, y entramos por una calle de huertos y casuchas bajas que humeaban en la paz del crepúsculo, esparciendo en el aire el olor de la pinocha quemada. Yo percibía como en un sueño las voces de algunos niños que jugaban, y los gritos furibundos de las madres.
Sin necesidad de blandir el látigo, hizo la Mayorazga tomar a su yegua animado trote, mientras el rocín de Amaro, rijoso y emberrenchinado como una fiera, galopaba delante, a trancos desiguales y furibundos.
Para mi propósito no importa cosa la contradicción de esos dos furibundos ultramontanos: según el uno, al faltar la Iglesia, el verdugo es indispensable; según el otro, la Iglesia no puede existir sin el verdugo.
Altos y bajos, gordos y delgados. Sus rostros furibundos de mirada exploradora trataban de ver en cualquiera a un sospechoso. Y caminaban como queriendo atemorizar a los despreocupados transeúntes...
¡A España, a España!...» Y osados, trocando en furor el susto, a la popa se abalanzan esgrimiendo el hierro agudo contra el heroico piloto, que desprecia sus insultos, y que con serena frente, aunque con semblante adusto, «¿Qué queréis? -les grita, osado-; sin temor os lo pregunto: »¿Qué queréis» «¡España, España!», suena en gritos furibundos.
Los fieros debeladores de la Europa asombro y pasmo, los fuertes, los invencibles de mil triunfos coronados, de limpio acero vestidos, con oriental aparato, de oro y dominio sedientos, de orgullo bélico hinchados, y teniendo a su cabeza, la sien ceñida de lauros, a Dupont, caudillo experto, duro azote del germano, ven con desdén y desprecio, como a inocente rebaño que al matadero camina y piensa que va a los prados, una turba que ha dos meses en el taller y el arado, ni cargar una escopeta era posible a sus manos. Y en carcajadas de infierno y en burladores sarcasmos, prorrumpen, y furibundos al fácil triunfo volaron.
Corre el vulgo anhelante, rumor suena, y se corona en tanto de bizarros galanes sin segundos y atletas furibundos el ancho anfiteatro.
Hacía trabajar a los infelices esclavos que por su cuenta caían, con grillete al pie, medio desnudos y descargándoles sobre las espaldas tan furibundos rebencazos que dejaban impresos en ellas anchos y sanguinolentos surcos.
Se ha publicado por ahí, recientemente, en unión de otras mentiras por parte de grupitos de presión que se han improvisado en furibundos enemigos de México, que importantes instituciones de nuestro país están dirigidas por asilados chilenos.