funesto

(redireccionado de funesta)
También se encuentra en: Sinónimos.

funesto, a

adj. Que es causa de tristeza y desgracia ha sido una funesta coincidencia; no olvidaré el día funesto en que sucedió el accidente. desdichado, nefasto, luctuoso

funesto -ta

 
adj. Aciago; que es origen de pesares.
Triste y desgraciado.

funesto, -ta

(fu'nesto, -ta)
abreviación
que es el origen de grandes tristezas o desgracias tomar una decisión funesta
Traducciones

funesto

dire, evil, dismal

funesto

pochmurný

funesto

elendig

funesto

trostlos

funesto

synkkä

funesto

maussade

funesto

turoban

funesto

陰気な

funesto

음침한

funesto

ellendig

funesto

dyster

funesto

posępny

funesto

sombrio

funesto

förskräcklig

funesto

หดหู่

funesto

ảm đạm

funesto

阴暗的

funesto

ADJ (= maldito) → ill-fated; (= desastroso) → fatal, disastrous; (= nocivo) → baneful
Ejemplos ?
Por temor de que su dulce alma, en su alegría religiosa, pudiera captar las notas, cuando flotan hacia arriba, desde la tierra maldita, hacia los amigos de arriba, desde los amigos de abajo, escapa el espíritu indignado, huyendo del infierno, hacia el cielo, dejando los lamentos y los llantos, por un trono dorado, al lado del Rey de los cielos." Nota: Otra versión: "Y deja que el rito fúnebre se lea - la canción funesta se cante - un himno fúnebre para la muerta más hermosa que muriese alguna vez tan jóven!
En general ¿se gasta hoy actividad para la lucha de la vida y para crear fuentes de riqueza por medio del trabajo libre, o se ve una funesta tendencia al reposo enervante y a la empleomanía?
¿O más bien es preciso atenernos estrictamente a lo que hemos dicho: que toda injusticia es vergonzosa y funesta al que la comete, digan lo que quieran los hombres, y sea bien o sea mal el que resulte?
Que a ti, si te concediera la que el santo Itono honra, la que nuestro linaje y las sedes de Erecteo defender asintió, que del toro asperjes con la sangre tu diestra, 230 entonces verdaderamente harás que en memorioso corazón por ti guardados estos mandados vivan, y ninguna edad los oblitere, de modo que una vez que nuestras colinas divisen tus luces, la funesta veste las entenas depongan de todas partes, y cándidas velas alcen las trenzadas maromas, 235 que tan pronto yo las divise, con alegre mente mis gozos reconozca, cuando a ti, de regreso, un tiempo próspero te asista.” Estos mandados, antes con constante mente teniendo, a Teseo, cual expulsadas por el soplo de los vientos las nubes la aérea cumbre dejan de un níveo monte, lo abandonaron.
Pregunto: ¿no sería una fea acción elegir de nuestro espontáneo consentimiento la más funesta de todas las desgracias que es aquella misma a que el mayor infortunio no puede sujetar en el más triste y trágico contratiempo?
Ésta, amancebada con Orto, parió a la funesta Esfinge, ruina para los cadmeos, y al león de Nemea, al que Hera, célebre esposa de Zeus, crió y puso en los montes de Nemea, calamidad para los hombres.
FEDERICO: ¿Otra vez? GENARO: Otra vez mi ruin locura me acosa más temible y más funesta, Federico, y morir sólo me resta. FEDERICO: ¿Morir?, ¡Voto va Dios!, ¿y esa María que veo al concluir, del genio aborto, que la pasada edad envidiaría y que Canova contemplara absorto?
Llegó a la casa, sedirigió a la sala donde se había desarrollado la primera escena de la tragedia, se encerró allí, previa prohibición absoluta de que se le molestara, se quitó del cinto la lanza y la hundió hasta la empuñadura en la pared de bahareque, en el mismo sitio donde la habría clavado, la noche de la funesta lectura, a través del corazón del hijo, pues fue allí, se decía, y en el momento de proferir su tremenda amenaza, donde y cuando había dado muerte a Félix y quería tener ante los ojos, hasta que se le apagasen para siempre, la visión expiatoria del hierro filicida hundido en el muro.
Pero, hacia las ocho y media vio aparecer a lo lejos el uniforme del arcabucero bajo la galería de los pórticos, como un soldado alemán de Rembrandt que brillara por el triple resplandor de su morrión, de su coraza y de su nariz; funesta aparición que se agrandaba y esclarecía rápidamente, y cuyo metálico paso parecía marcar cada minuto de la última hora del pañero.
En esta dolorosa alternativa hemos permanecido tres años en una indecisión y ambigüedad política, tan funesta y peligrosa, que ella sola bastaría a autorizar la resolución que la fe de nuestras promesas y de los vínculos de la fraternidad nos habían hecho diferir; hasta que la necesidad nos ha obligado a ir más allá de lo que nos propusimos, impelidos por la conducta hostil y desnaturalizada de los gobiernos de España, que nos ha relevado del juramento condicional con que hemos sido llamados a la augusta representación que ejercemos.
También han sabido todos, que si los franceses que combaten en España, penetraron en Andalucía y llegaron hasta las inmediaciones de Cádiz, esto lo hicieron reuniéndose y desamparando casi todos los demás puntos que antes ocupaban; pero que, muy al revés de haber salido con sus depravados intentos, se esperaba muy en breve rechazarlos de los pueblos andaluces, y que la animosidad de su empresa atrevida probabilísimamente sería la causa de acelerar su ruina y exterminio, pues abandonadas unas provincias, y siendo rechazados de otras, les esperaba una suerte muy funesta para ellos y gloriosa para nuestros invictos hermanos que con su valor heroico sabrán completar una obra en que incesantemente trabajan hacen ya dos años.
¿Por qué esta cárcel mi vivir esconde?» Una voz pavorosa le responde: «Porque te espera muerte de dogal.» Ábrese con estrépito la puerta, Y precedido de villana tropa Vestido un hombre de funesta ropa Resuelto avanza en la prision el pie.