friolera


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con friolera: friolento

friolera

1. s. f. coloquial Gran cantidad de alguna cosa, en especial dinero le han tocado la friolera de veinte millones.
2. coloquial Cosa de poca importancia cualquier regalo le hará ilusión, aunque sea sólo una friolera. fruslería, nadería

friolera

  (de frior)
f. Cosa de poca monta o de poca importancia.
Gran cantidad de alguna cosa, esp. de dinero.

friolera

(fɾjo'leɾa)
sustantivo femenino
gran cantidad de dinero Ganó una friolera en el casino.
Sinónimos

friolera

sustantivo femenino
Traducciones

friolera

trifle

friolera

ضخم

friolera

무려

friolera

jättestor

friolera

SFtrifle, mere nothing
gastó la friolera de 1.000 euroshe spent a mere 1,000 euros
Ejemplos ?
Lograron, además, evitar el derribo de la antigua corrala del solar del barón, su inclusión en el catálogo de edificios protegidos y su destino a un centro cultural, el Centro Cultural Luis Peidró. Los vecinos de Adelfas habían tenido que esperar la friolera de 30 años para tener, al fin, un centro cultural público.
En la final Navarro anotó la friolera de 27 puntos (incluyendo un triple en la cara del alero francés Nicolás Batum) liderando al equipo español hacia la medalla de oro.Al término del partido el 7 de la selección fue nombrado MVP del partido, MVP del torneo y fue incluido en el quinteto ideal junto a su compañero Pau gasol y los jugadores Bo Mccalebb (Macedonia),Tony Parker (Francia) y Andrei Kirilenko(Rusia).
En 1983 había fundado el Mirror Repertory Company. A pesar de su relativamente corta filmografía, Page recibió la friolera de 8 nominaciones a los Premios de la Academia.
Pues la cosa comenzó para ese entonces, y recogieron la friolera cantidad de 285 socios, datos que están sentados en un libro de registros que fechan de la temporada 93/94, y que creemos que sería el primer año que se tomaría nota de los socios, así que seguramente, en el año de fundación, habría más.
-Bien, ¿y qué? -contestó Ramiro. -¡Es una friolera! -respondió el de cazadores-. Los ingleses han hecho una salida, y el comandante del puesto ha sido muerto.
Ya se supone cuando se le ve que no le colgaron por aquella friolera que hizo, allá hace quince años, en la segunda jornada, de matar a un pobrete que nunca le había hecho daño, falsificar aquellas letras y otras cosillas del tenor consabido, porque luego ya da a entender Warner que el autor dejó que se escaparan porque todavía no pensaba acabar la comedia, que le parecía corta, pues que no llevaba más que quince años de duración.
Una friolera: mezclado con los prisioneros iba el segundo jefe del regimiento 5° de caballería y al pasar frente a su cuartel se había hecho reconocer por la guardia y ordenado la operación que hemos descrito.
Sumadas la deuda de garantía, la deuda de indemnización, y el privilegio de la cedula que pueda evaluarse en millón y medio de pesos, resulta que la no debida indemnización costaría al Estado la friolera de unos siete millones de pesos.
-Soy artista, Teresa. -¿Y qué tiene que ver lo uno con lo otro? -¡Friolera! Estudio la belleza donde quiera que la encuentro. -Lo que usté estudia son picardías.
¡Friolera!, añadió el montero en tono de zumba, es el caso que, sin haber nacido en Viernes Santo, ni estar señalado con la cruz, ni hallarse en relaciones con el demonio a lo que se puede colegir de sus hábitos de cristiano viejo, se encuentra, sin saber cómo ni por donde, dotado de la facultad más maravillosa que ha poseído hombre alguno, a no ser Salomón, de quien se dice que sabía hasta el lenguaje de los pájaros.
¡Sólo la verdad! ¿Se muere la niña? -¡Friolera, señora! ¿De dónde saca usted eso? -¡De que la he visto con el ataque, y eran las ansias de la agonía!
Al oírles, ¿quién hubiera podido dudar que Pedro Guetestán había esperado la fortuna de brazos cruzados y que por pura casualidad se había hecho rico, como quien toma un billete de lotería y gana la grande; y que si, habiendo comenzado con ínfimo capital, tenía ahora cincuenta mil hectáreas de tierra de su propiedad; si administraba cien mil más de otros dueños, con interés en su producto; si vendía toros de cinco mil pesos y cosechaba la friolera de seiscientas mil bolsas de trigo...