fresno

fresno

(Del lat. fraxinus.)
1. s. m. BOTÁNICA Árbol de la familia de las oleáceas que crece en los bosques templados, de madera clara, flexible y resistente.
2. CARPINTERÍA Madera de este árbol, fácil de trabajar y muy apreciada en ebanistería.
NOTA: Nombre científico: (Fraxinus.)

fresno

 
m. bot. Árbol de la familia oleáceas (Fraxinus excelsior), de madera clara, flexible y resistente. Crece en los bosques templados.

Fresno

 
C. del O de E.U.A., en el estado de California; 354 202 h. Centro ganadero y agrícola. Destilerías.

fresno

('fɾezno)
sustantivo masculino
1. árbol de tronco grueso y corteza gris que alcanza hasta treinta metros de alto La madera del fresno tiene gran elasticidad.
2. madera de este árbol El mango del martillo es de fresno.
Traducciones

fresno

ash

fresno

Esche

fresno

frêne

fresno

freixo

fresno

SMash (tree)
Ejemplos ?
Entonces el hijo de Telamón hirióle debajo de la oreja con la gran lanza, que retiró en seguida; y el guerrero cayó como el fresno nacido en una cumbre que desde lejos se divisa, cuando es cortado por el bronce y vienen al suelo sus tiernas hojas.
Cuán numerosos caen los copos de nieve que envía Zeus y vuelan helados al impulso del Bóreas, nacido en el éter; en tan gran número veíase salir del recinto de las naves los refulgentes cascos, los abollonados escudos, las fuertes corazas y las lanzas de fresno.
Y así la ponderosa lanza de Eneas no perforó entonces la rodela, por haberlo impedido la lámina de oro que el dios puso en medio, sino que atravesó dos capas y dejó tres intactas, porque eran cinco las que el dios cojo había reunido: las dos de bronce, dos interiores de estaño, y una de oro, que fue donde se detuvo la lanza de fresno.
Solamente dejó la lanza ponderosa, grande y fornida del eximio Eácida, porque Aquileo era el único aqueo capaz de manejarla: había sido cortada de un fresno de la cumbre del Pelión y regalada por Quirón al padre de Aquileo, para que con ella matara héroes.
Aquileo despidió luego la ingente lanza, y acertó a dar en el borde del liso escudo de Eneas, sitio en el que el bronce era más delgado y el boyuno cuero más tenue: el fresno del Pelión atravesólo, y todo el escudo resonó.
Euforbo arrancó la lanza de fresno; y retrocediendo, se mezcló con la turba, sin esperar a Patroclo, aunque le viera desarmado; mientras éste, vencido por el golpe del dios y la lanzada, retrocedía al grupo de sus compañeros para evitar la muerte.
Aquileo obedeció, con el corazón alegre, y se detuvo en seguida, apoyándose en el arrimo de la pica de asta de fresno y broncínea punta.
Con tal caudillo llegaron los ligeros abantes, que dejaban crecer la cabellera en la parte posterior de la cabeza: eran belicosos y deseaban siempre romper con sus lanzas de fresno las corazas en los pechos de los enemigos.
Príamo y su pueblo, armado con lanzas de fresno; el excelso Jove Cronión, que vive en el éter, irritado por este engaño, agitará contra ellos su égida espantosa.
Bien lo conoce mi inteligencia y lo presiente mi corazón: día vendrá en que perezcan la sagrada Ilión, Príamo y su pueblo armado con lanzas de fresno.
Los ilustres camaradas de Sarpedón, igual a un dios, lleváronle al pie de una hermosa encina consagrada a Zeus, que lleva la égida; y el valeroso Pelagonte, su compañero amado, le arrancó la lanza de fresno.
Los troncos les dan cortezas en que se guarden sus nombres mejor que en tablas de mármol o que en láminas de bronce. No hay verde fresno sin letra, ni blanco chopo sin mote; si un valle Angélica suena, otro Angélica responde.