frasco

(redireccionado de frascos)
También se encuentra en: Sinónimos.

frasco

1. s. m. Recipiente de vidrio, semejante a una botella, usado para guardar líquidos o sustancias en polvo frasco de colonia; frasco de las sales. botellín
2. Contenido de este recipiente ya se ha acabado el frasco de mermelada.

frasco

 
m. Vaso angosto de cuello recogido.
ant.Vaso gralte. de cuerno, usado para llevar la pólvora en la caza.
Contenido de un frasco.

frasco

('fɾasko)
sustantivo masculino
recipiente, normalmente de vidrio, con tapa y cuello angosto Guardo los caramelos en el frasco.
Sinónimos

frasco

sustantivo masculino
Traducciones

frasco

bottle, flask

frasco

frasco

frasco

čutora

frasco

flaske

frasco

termospullo

frasco

gourde

frasco

pljoska

frasco

魔法瓶

frasco

플라스크

frasco

flacon

frasco

termosflaska

frasco

กระติกน้ำร้อนหรือน้ำเย็น

frasco

bình rượu nhỏ mang theo người

frasco

保温瓶

frasco

SM
1. (= botella) → bottle
frasco de perfumeperfume bottle
¡chupa del frasco! ¡toma del frasco (Carrasco)!stone the crows!
frasco de campaña (LAm) → water bottle, canteen
2. (= medida) liquid measure: Caribe = 2.44 litres, Cono Sur = 21.37 litres

frasco

m. flask, bottle.

frasco

m bottle, pill bottle, vial
Ejemplos ?
Había sapos y culebras en espíritu de vino, pájaros y sa- bandijas disecados, frascos con aguas de colores, ampolleta, y esqueleto; en fin, todos los cachivaches de la profesión.
Lléname la casa de hombres y mujeres que cuenten el último amor de su vida; que ardan en la sala flores impetuosas, que en dos grandes copas quemen melaleuca, que toquen violines el sueño de Schuman; los frascos rebosen de vino y perfumes; que me miren todos, que se digan todos que tengo una cara de soldado muerto.
Nataniel retrocedió horrorizado al reconocer el rostro de Olimpia; lleno de cólera quiso arrancar a su amada de aquellos salvajes, pero al instante, Cóppola, con la fuerza de un gigante, consiguió hacerse con ella descargando al mismo tiempo un tremendo golpe sobre el profesor, que fue a caer sobre una mesa llena de frascos, cilindros y alambiques, que se rompieron en mil pedazos.
Aunque la cena era suficiente para más de seis personas, corrió a la cocina, hizo matar unos palomos, freír tortas de maíz y abrió no sé cuántos frascos de confitura.
Porque Abel, jamás enérgico, siempre de cera, en aquella ocasión supo resistir y negó a Caín el placer de saborear el néctar de aquellos frascos.
Mas ¿a qué extrañar esto en un público que arroja frascos y botellas a la cuadrilla porque el presidente manda tocar a banderillas?...
Admiraba las grandes esponjas, que curaban con chorros de agua; los aparatos de goma, para cien usos, para mil comodidades de los enfermos; los frascos transparentes, llenos de píldoras que costaban caras, como perlas; las botellas elegantes, aristocráticas, bien lacradas y envueltas en vistosos papeles, como damas abrigadas con ricos chales; botellas de vinos de los dioses, todos dulzura y fuerza, la salud, la vida en cuatro gotas.
Desde mi observatorio se registraba de modo más indiscreto su tocador, y yo veía a la bella que, instalada ante una mesa cargada de frascos y perfumadores, contemplándose en el espejo, peinaba su regia mata de pelo color caoba, complaciéndose en halagarla con el cepillo, en ahuecarla y enfoscarla alrededor de su cara pálida y perfecta.
Cada rato se ponía en el balcón, y apenas veía gente, gritaba: "¡Maruchenga, tréme el pañuelo de tripilla, que voy a visitar a la Reina! ¡Maruchenga, tréme los frascos de perjume pa ruciar por aquí qu'está jediendo!".
Este tal, galán y apuesto, de cara muy expresiva, de talle en extremo airoso, de aguda fisonomía, con aire matón y jaque, calzas de majo y ropilla, con un inmenso chapeo de alas luengas y tendidas, con su cuera y sus mangotes, y sus frascos en la cinta, de recamos adornada y de escarcela provista, se acerca al rey, y apoyado del arcabuz en la horquilla, y zarandeando el cuerpo, cual hombre que nada admira: «Señor -con ceceo dice, y lengua, aunque gorda, viva-: Cuando mi sargento anoche me dijo que combatía »vuestra alteza en este empeño, preparé varias cosillas; los trastos que en tales lances cualquier hombre necesita.
te parecería bien administrada la ciudad, en la que la ley ordenase a cada ciudadano tejer y lavar sus ropas, hacer su calzado, su vendaje, sus frascos de perfumes y todo lo demás, de suerte que sin echar mano a lo que no le perteneciera, amoldase e hiciese por sí mismo todo lo que le fuese propio?
a institutriz acababa de entrar en el dormitorio, acompañada de la doncella, que, dirigiéndose al gabinete contiguo, abría las maderas y los grifos del baño, y preparaba toallas, frascos y enseres de tocador.