frasco


También se encuentra en: Sinónimos.

frasco

1. s. m. Recipiente de vidrio, semejante a una botella, usado para guardar líquidos o sustancias en polvo frasco de colonia; frasco de las sales. botellín
2. Contenido de este recipiente ya se ha acabado el frasco de mermelada.

frasco

 
m. Vaso angosto de cuello recogido.
ant.Vaso gralte. de cuerno, usado para llevar la pólvora en la caza.
Contenido de un frasco.

frasco

('fɾasko)
sustantivo masculino
recipiente, normalmente de vidrio, con tapa y cuello angosto Guardo los caramelos en el frasco.
Sinónimos

frasco

sustantivo masculino
Traducciones

frasco

bottle, flask

frasco

frasco

frasco

čutora

frasco

flaske

frasco

termospullo

frasco

gourde

frasco

pljoska

frasco

魔法瓶

frasco

플라스크

frasco

flacon

frasco

termosflaska

frasco

กระติกน้ำร้อนหรือน้ำเย็น

frasco

bình rượu nhỏ mang theo người

frasco

保温瓶

frasco

SM
1. (= botella) → bottle
frasco de perfumeperfume bottle
¡chupa del frasco! ¡toma del frasco (Carrasco)!stone the crows!
frasco de campaña (LAm) → water bottle, canteen
2. (= medida) liquid measure: Caribe = 2.44 litres, Cono Sur = 21.37 litres

frasco

m. flask, bottle.

frasco

m bottle, pill bottle, vial
Ejemplos ?
«¡Morir!», cantaban aquellos hombres con un apasionamiento meridional que ponía lágrimas en sus voces; y poco después, cuando ya no cayesen monedas de los balcones, irían a la trattoria a considerar la vida como el mejor de los bienes, ante un frasco de chianti y un plato de macarrones.
Estaba claro que la botella había sido arrojada al mar deliberadamente, y que en la hoja se explicaba el motivo de ello, pero nadie supo leerlo, por lo que volvieron a introducir el pliego en el frasco, el cual fue colocado en un gran armario de una espaciosa habitación de una casa grandiosa.
Pero cuando, más tarde, el público se retiró, el compañero de Juan dijo que repararía el mal, y, sacando su frasco, untó la muñeca con el ungüento que tan maravillosamente había curado la pierna de la vieja.
Estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, recostado a la mesa, vino una mujer que traía un frasco de alabastro con perfume puro de nardo, de mucho precio; quebró el frasco y lo derramó sobre su cabeza.
Mira, busca en el cajón de la mesa; podrás abrirlo apretando un resorte que hay escondido por el Grifo. – Ya está, padre. – Bien, coge un pequeño frasco de cristal de roca. – Aquí está.
Seguidamente sacó de otro cofre un frasco muy viejo y grasiento y volcándolo lentamente derramó algunas gotas sobre el dorso de la mano pronunciando unas palabras en latín parecidas a la fórmula que los sacerdotes emplean para el bautismo.
El rostro tenía ya amplias marcas violeta que mostraban la necesidad de terminar el embalsamamiento. A pesar del escepticismo que le acompañaba, don Juan tembló al destapar el mágico frasco de cristal.
ecogida por la pantalla de gasa y encajes, la claridad tibia de la lámpara caía en círculo sobre el terciopelo carmesí de la carpeta, y al iluminar de lleno tres tazas de China, doradas en el fondo por un resto de café espeso, y un frasco de cristal tallado, lleno de licor transparente entre el cual brillaban partículas de oro, dejaba ahogado en una penumbra de sombría púrpura, producida por el tono de la alfombra, los tapices y las colgaduras, el resto de la estancia silenciosa.
Debajo de un periódico, que era la primera cubierta, apareció un frasco, como podía la momia de Sesostris, entre bandas de paja, alambre, tela lacrada, sabio artificio de la ciencia misteriosa de conservar los cuerpos santos incólumes; de guardar lo precioso de las injurias del ambiente.
Antes de que hubiera bebido la mitad del frasco, se encontró con que la cabeza le tocaba contra el techo y tuvo que doblarla para que no se le rompiera el cuello.
Se sintió, entonces diáfana y transparente, joven de nuevo como en días pretéritos; pero la hoja escrita que estaba encerrada en su interior se estropeó completamente con él lavado. Llenaron el frasco de semillas, no sabía ella de qué clase.
De repente, un ruido agrio, semejante al grito de un resorte oxidado, rompió el silencio. Don Juan, sorprendido, estuvo a punto de dejar caer el frasco.