fragmento


También se encuentra en: Sinónimos.

fragmento

(Del lat. fragmentum.)
1. s. m. Parte o trozo que resulta al fragmentarse o romperse un cuerpo sólido tras el accidente, la carretera quedó llena de fragmentos de cristal. pedazo, porción
2. ARTE, HISTORIA Parte conservada de una obra artística desaparecida sólo quedan fragmentos de un foro romano.
3. LITERATURA, MÚSICA Trozo o parte de un escrito, una obra literaria o musical nos leyó un fragmento de su novela.

fragmento

 
m. Porción de una cosa partida o quebrada.
fig.Parte que ha quedado, que se publica o que se cita de una obra.

fragmento

(fɾag'mento)
sustantivo masculino
1. parte de algo que se ha partido o roto fragmento de vidrio
2. arte parte conservada de la creación de un artista fragmento de una ópera
Sinónimos

fragmento

sustantivo masculino
Traducciones

fragmento

fragment, morceau

fragmento

drobec, fragment, odlomek

fragmento

Schnipsel

fragmento

fragmento

fragmento

fragment

fragmento

фрагмент

fragmento

片段

fragmento

片段

fragmento

fragment

fragmento

フラグメント

fragmento

조각

fragmento

fragment

fragmento

SM
1. (= trozo) [de escultura, hueso, bomba, roca] → fragment; [de vasija] → fragment, shard
fue alcanzada por fragmentos de cristalesshe was hit by flying glass o fragments of glass
2. (= extracto) [de novela, discurso, obra musical] → passage; (ya aislado) → excerpt, extract
a través del tabique se oían fragmentos de la conversaciónyou could hear snippets o snatches of their conversation through the partition

fragmento

m. fragment, small piece of a whole.

fragmento

m fragment
Ejemplos ?
Sois como el pintor famoso, a quien muchas veces veo hacer de un rostro muy feo otro de un Angel hermoso. Fragmento del Viaje del Parnaso en el que se menciona a Félix Arias Girón.
Fragmento de los. Reinado de Felipe V...
¡Mantén alejado de nosotros el mal, y nosotros te ofreceremos los mayores elogios! (fragmento del verso del Rig-veda. 1, 189, 1).
Estaba aún caliente, y los sabios estudiaron su superficie con curiosidad mientras separaban otro fragmento mucho mayor que el que se habían llevado.
En su viaje de regreso se detuvieron a descansar en la casa de Ammi, y parecieron quedarse pensativos cuando Mrs. Pierce observó que el fragmento estaba haciéndose más pequeño y había empezado a quemar el fondo del cubo.
Ammi se encontró con algunas dificultades para recordar todas aquellas cosas, pero reconoció algunos disolventes a medida que se los mencionaba en el habitual orden de utilización: amoniaco y sosa cáustica, alcohol y éter, bisulfito de carbono y una docena más; pero, a pesar de que el peso iba disminuyendo con el paso del tiempo, y de que el fragmento parecía enfriarse ligeramente, los disolventes no experimentaron ningún cambio que demostrara que habían atacado a la sustancia.
Cuando el enfriamiento era ya considerable colocaron el fragmento en un recipiente de cristal para continuar las pruebas Y a la mañana siguiente, fragmento y recipiente habían desaparecido sin dejar rastro, y únicamente una chamuscada señal en el estante de madera donde los habían dejado probaba que había estado realmente allí.
Sólo uno de ellos, encargado de analizar dos redomas de polvo en el curso de una investigación policíaca, año y medio más tarde, recordó que el extraño color de la hierba fétida era muy parecido al de las insólitas bandas de luz que reveló el fragmento del meteoro en el espectroscopio de la Universidad, y al del glóbulo que encontraran en el interior de la piedra.
Acababa de descubrir una marca blanca un poco más arriba del pecho de la Venus, yo observé una señal parecida en los dedos de la mano derecha, que supuse, habían sido rozados por la piedra en su trayectoria, o bien un fragmento de la piedra se había desprendido por el choque y había rebotado en la mano.
Los científicos, profundamente decepcionados, tras comprobar el hecho de la total desaparición, decidieron que lo único que podían hacer era regresar al laboratorio y continuar analizando el fragmento que se habían llevado el día anterior y que como medida de precaución hablan encerrado en una caja de plomo.
El fragmento duró una semana transcurrida la cual no se había llegado a ningún resultado positivo. La piedra desapareció, sin dejar ningún residuo, y con el tiempo los profesores apenas creían que habían visto realmente aquel misterioso vestigio de los insondables abismos exteriores; aquel único, fantástico mensaje de otros universos y otros reinos de materia energía, y entidad.
El fragmento duró una semana transcurrida la cual no se había llegado a ningún resultado positivo. La piedra desapareció, sin dejar ningún residuo, y con el tiempo los profesores apenas creían que habían visto realmente aquel misterioso vestigio de los insondables abismos exteriores; aquel único, fantástico mensaje de otros universos y otros reinos de materia, energía y entidad.