frígida

frígida

adj / s. f. SICOLOGÍA Se aplica a la mujer que padece falta de deseo y de placer sexual.
Traducciones

frígida

frigid

frígida

frigido

frígida

adj (ant) having low sexual desire, unresponsive sexually, frigid (ant)
Ejemplos ?
Thorne Forrester, es el hijo más joven al que suelen descuidar. Kristen Forrester, es la dulce hija mayor pero sexualmente frígida.
Rutland descubre que su flamante esposa sufre de disturbios mentales con profundos traumas contraídos en la niñez que la hacen una mentirosa, cleptónama y frígida, y que su matrimonio forzado es un camino asegurado al fracaso.
Dirigida por Carlos Atanes en 2010, relata el viaje de un hombre y una mujer a través de una realidad paralela donde absolutamente todo y todos están sujetos al régimen distópico de una reina frígida y despiadada que somete a sus súbditos a una constante tortura y uso de mordazas.
El doctor Goldfine se ve obligado a tener una sesión privada con ella, dicho acto le causa incomodidad pues ésta no quiere quedar como frígida así que detalla su afición por el ámbito de lo sexual.
Ambos sostuvieron que la Tierra podía dividirse en tres zonas de acuerdo con la latitud: Zona tórrida Zona templada Zona frígida Estos pensadores sostuvieron que la zona tórrida era demasiado caliente para ser habitada y la zona frígida igualmente demasiado fría; por lo tanto la zona templada era la única zona habitable.
de todos modos quién quiere una frígida esposa" "Solo un beso amor mío, el de la suerte" "Los sacos de carne sois todos iguales" Proyectó Warner está planeando hacer una película llamada Pretty poison, que trataría del origen de la hiedra venenosa si batman no existiera y robin si.
Ammons afirma que Mattie se convertirá en alguien tan frígida y minusválida como Zeena si la mujer estuviera tan aislada y dependiente.
El nombre de Umachiri proviene de dos voces quechuas, UMA que significa líder o cabeza y CHIRI por su ubicación cumbre más frígida por donde siempre corre el viento hasta en la actualidad.
Quién, que, bajo la frígida corteza de su apatía nacional, ardiente encierra un corazón que la fiereza de un imposible amor sufre valiente, le pretende anegar en la cerveza con aire al parecer indiferente, y roe su pasión que no disipa el hirviente licor ni la honda pipa.
Por supuesto que nunca le faltaba la mariposilla de aceite, y si carecía del obligado ramo de flores, era porque la frígida serranía de Paseo no las produce.
Le encendió el corazón tanta hermosura, y le abrasó la frígida medula; mas luego que ve que ella de él no cura y hastiada ya de él con él deambula, espolea con saña su montura, mas no consigue acelerar la mula: al paso apenas va y al trote aún menos, no acata el animal más que los frenos.
Qué manos surcarán tu primavera o qué labios temblarán junto a tu aliento... Qué cielos ofrecidos te harán noche o qué aromas romperán la estatua frígida...