formalista

(redireccionado de formalistas)

formalista

1. adj./ s. m. y f. Que hace las cosas cumpliendo todas las formalidades establecidas. legalista
2. Del formalismo o partidario de él.

formalista

 
adj.-com. Que observa escrupulosamente las formas y tradiciones en cualquier asunto.
Traducciones

formalista

formalista

formalista

formalistischen

formalista

形式主义

formalista

形式主義

formalista

A. ADJ
1. (Arte, Literat) → formalist
2. (pey) → conventional, rigid
B. SMF
1. (Arte, Literat) → formalist
2. (pey) → stickler for the regulations
Ejemplos ?
La concepción de un libro de texto en sentido tradicional choca totalmente con la flexibilidad y libertad que exigen los actuales enfoques psicopedagógicos, comunicativos, funcionales socioculturales y creativos donde el peso a los estudios formalistas de la lengua y los datos literarios, aunque tienen importancia, no son el centro del desarrollo didáctico, sino el impulso para perfeccionar las competencias comunicativas del alumnado.
La historia de la Asamblea Nacional Constituyente desde las jornadas de junio es la historia de la dominación y de la disgregación de la fracción burguesa republicana, de aquella fracción que se conoce por lo nombres de republicanos tricolores, republicanos puros, republicanos políticos, republicanos formalistas, etc.
Nadie, justificadamente, podría criticar a un Gobierno que procura satisfacer los anhelos de la gran mayoría de la Nación, y podría exigirle que, perdiéndose en interpretaciones formalistas, privara al país en el momento oportuno, del empleo de los recursos necesarios para impulsar su rendimiento, creando o manteniendo los elementos que permitan subsistir a una parte considerable de su población.
Era una pregunta que circulaba en los debates de diversas mesas de la Europa de los años mencionados y las conexiones con las escuelas formalistas rusas o estructuralistas francesas se hacían presentes en dichas discusiones.
Como nosotros no somos abogados formalistas, no somos partidarios del fetichismo jurídico, ni siquiera del fetichismo en la Constitución general de la República.
Ante esto, la concepción de un libro de texto en sentido tradicional, como ya se ha insinuado anteriormente, que arranca de mediados del siglo XIX, choca con la flexibilidad y libertad que exigen los actuales enfoques psicopedagógicos, comunicativos, funcionales, socioculturales y creativos donde el peso de los estudios formalistas de la lengua y los datos literarios, aunque tienen importancia, no son el centro del desarrollo didáctico, sino sólo detalles importantes para perfeccionar las competencias comunicativas del alumnado, arriba pergeñadas; competencias de investigación, de comprensión lectora, de discusión, de organización textual, de redacción y de incremento léxico.
La postura de los formalistas, tal como fue enunciada por David Hilbert (1862–1943), es que la matemática es sólo un lenguaje formal y una serie de juegos.
Por su parte los formalistas pretendieron construir la traducción posible de los contenidos de la ciencia a un lenguaje lógico uniforme y universal que, como «método unificado de cálculo» hiciera de la ciencia un logicismo perfecto.
Jacobson realizó estudios sobre la comunicación y la Poética aprovechando los puntos de vista de los formalistas rusos, a los cuales él había pertenecido.
Formalismo matemático: formalistas, como David Hilbert (1862–1943), sostienen que la matemática no es ni más ni menos que un lenguaje matemático.
(.) Lo más notable de esta irresistible y súbita ascensión del prestigio de la pintura de Frida Khalo es la unanimidad que la sustenta: la elogian los críticos serios y frívolos, los inteligentes y los tontos, los formalistas y los comprometidos, y al mismo tiempo que los movimientos feministas la han erigido en uno de sus iconos, los conservadores y antimodernos ven en ella una reminiscencia clásica entre los excesos de la vanguardia (.).
Durante el siglo XX la crítica literaria tuvo un ingente y complejo desarrollo, en medida importante condicionado por la dispersión de la estética, el dominio de la lingüística y, con ésta, los nuevos positivismos estructurales y formalistas, frecuentemente de elaboración ahistórica y al margen de la tradición humanística.