fogata

(redireccionado de fogatas)
También se encuentra en: Sinónimos.

fogata

1. s. f. Fuego que levanta llama hicimos una fogata para asar las chuletas. fogarata
2. CONSTRUCCIÓN Hornillo superficial o pequeña cavidad cargada con escasa cantidad de pólvora, usado para vencer obstáculos de poca resistencia en la nivelación de terrenos.

fogata

 
f. Fuego que levanta llama.
Hornillo o mina pequeña que se carga con escasa proporción de pólvora y sirve para vencer obstáculos de poca resistencia.

fogata

(fo'gata)
sustantivo femenino
fuego que genera llamas Los jóvenes se reunieron alrededor de la fogata.
Sinónimos

fogata

sustantivo femenino
Traducciones

fogata

Bonfire

fogata

篝火

fogata

篝火

fogata

모닥불

fogata

Bonfire

fogata

SF (= hoguera) → bonfire; (= llamas) → blaze
Ejemplos ?
¡Y la noche de San Juan!, con sus mil fogatas de chala, que iluminan toda la campaña y parecen grandes ojos amigos cambiando guiñadas.
Los heraldos, caros a Zeus, vayan a la población y pregonen que los adolescentes y los ancianos de canosas sienes se reúnan en las torres que fueron construidas por las deidades y circundan la ciudad: que las tímidas mujeres enciendan grandes fogatas en sus respectivas casas, y que la guardia sea continua, para que los enemigos no entren insidiosamente en la ciudad mientras los hombres estén fuera.
Circundaban el castillo, como cercan a un difunto las amarillas candelas, fogatas de triste anuncio, pues eran del enemigo vencedor, y que sañudo el asalto preparaba codicioso y furibundo.
SEGURO Vivo en mi como mi rostro como mis manos como mis pasos y al trayecto de mis sueños acreciento las fogatas por vivir lo profundo de mis días, por ahondar en lo terso de mis noches, por sembrar en las arenas de mi ausencia, por clamar en el vacío de mis silencios...
RUDENZ.—(A STAUFFACHER y a WALTHER FURST.) Armaos, y aprestaos. Augardad la señal de las fogatas, que anunciarán nuestras victorias con más rapidez que la vela de un batel.
En el fondo, a la derecha, la fortaleza de Uri con los andamios, como en la tercera escena del primer acto; a la izquierda, la vista de algunas montañas, en cuya cima brillan las fogatas.
Yo he provocado toda mi alegría y mis liviandades y mis armonías. Soy culpable de abrasar fogatas y congelar sus fríos; de ilusionar montañas con celajes prometidos y en mi mundo adormecidos.
Ciudad dispersa, desplumada, quetzal despedazado, multidiversa y sin embargo única, qué fatigante camino me has trazado para conocerte entre las balumbas de tus cañerías, entre las fogatas de tu noche aislada, entre los desiertos de tus romerías.
XIV Anhélito solar, ansia de vuelo, me enredo en tu estratósfera tejida entre fugaces perlas –estrellas volanderas– viajeras desahogadas de su jaula y me asfixio en tu universo de vitales alas para matar mi muerte y revivir la vida en el placer de la volanza unida, triángulo dialéctico de cielos, espiral de fogatas convencidas, que se propone conquistar esferas apenas si soñadas por espigas.
que tocas la angustia de unas cuerdas duras como la ventana que no se abre para darte el beso que reclama tu ternura hambrienta y sentado en tu tristeza aguardas mudo, casi implorando, una respuesta abierta. Muchacho sin fogatas o muchacha...
La calle Alta, como todas las principales del barrio, presentaba un brillante golpe de vista merced a las fogatas que en ella ardían, iluminando con sus rojizos resplandores los nutridos grupos de vecinas y vecinos que en las puertas de sus respectivas viviendas reían y charlaban, contemplando cómo, pendientes de las cuerdas tendidas de balcón a balcón, columpiábase alguna que otra pareja de peleles grotescamente ataviados, cuyo auto de fe inmediato exigían a voz en grito los rapaces, que en bandarrias corrían y saltaban, no sin riesgo, por encima de las alegres candelas.
Sólo en la cúspide del cerro sagrado que dominaba el pueblo ardieron fogatas y se hicieron sacrificios que oficiaban los sacerdotes.