flecha


También se encuentra en: Sinónimos.

flecha

(Del fr. flèche, de origen incierto.)
1. s. f. Arma arrojadiza que consiste en una varilla con una punta afilada y triangular, que se lanza normalmente con arco. dardo, saeta
2. Cualquier objeto o dibujo que tiene una forma semejante a esta arma las flechas indican el camino. indicador
3. ARQUITECTURA Distancia vertical desde el centro de un arco o de una bóveda hasta la línea de su arranque.
4. ARQUITECTURA Remate que corona una torre, campanario u otra construcción. aguja
5. GEOMETRÍA Perpendicular trazada desde el punto medio de un arco hasta la cuerda que sostiene este arco. sagita
6. NÁUTICA Parte frontal del tajamar que sobresale de la línea de flotación de un barco.
7. como una flecha loc. adj. Con mucha rapidez salió como una flecha de la reunión.

flecha

 
f. Saeta.
Indicador de dirección.

flecha

('fle'tʃa)
sustantivo femenino
1. proyectil en forma de vara con punta afilada disparada con un arco La flecha dio en el blanco.
2. signo con esta forma que sirve para indicar un camino o dirección seguir la flecha
3. arquitectura remate en punta de algunas iglesias o edificios El campanil de la iglesia termina en flecha.
Sinónimos

flecha

sustantivo femenino
1 saeta.
2 sagita.
Traducciones

flecha

arrow, dart

flecha

Pfeil

flecha

freccia, sagetta, iaculo, quadrello, strale

flecha

pijl

flecha

flecha, seta

flecha

šíp, šipka

flecha

pil

flecha

nuoli

flecha

putokaz, strijela

flecha

矢, 矢印

flecha

화살, 화살표

flecha

pil

flecha

pil

flecha

ลูกธนู, ลูกศร

flecha

ok

flecha

mũi tên

flecha

箭头

flecha

стрелка

flecha

箭頭

flecha

החץ

flecha

A. SF
1. (= arma) → arrow; (en juego) → dart (Arquit) → spire; [de billar] → cue rest
como una flechalike an arrow, like a shot
con alas en flechaswept-wing, with swept-back wings
subida en flechasharp rise
subir en flechato rise sharply
flecha de dirección (Aut) → indicator
flecha de marsquid
2. (Andes) → sling (Méx) (Aut) → axle
3. (Cono Sur) (= coqueta) → flirt
B. SMF (Hist) member of the Falangist youth movement
Ejemplos ?
Si Aquel que está en lo alto no nos guía, nos lanza contra tierra la procela. Con tal violencia aquel viento nos echa cual nunca un arco más pudo una flecha.
La calle despejaré. PRINCIPE. Tú no; que presumirán, si eres la flecha, Don Juan, que soy yo quien la tiré. Vaya Alarcón. GARCIA .
Flecha-Búho era rápido como una flecha. De Maestro Gigante Búho la naturaleza era de gigante. De Guacamayo-Búho, la naturaleza era un dorso de fuego .
75 inclinada, que trocaba, por la inquietud de las selvas, las delicias de la corte, al penetrar la maleza de un bosque, me hallé empeñada con una cerdosa fiera que, irracional Mongibelo, por la vista llamas flecha, humo en alientos respira, y mares de espuma nieva por el bruñido marfil, conque fue irracional45 Etna con humo, llamas y nieve en aliento, vista y presas.
-Esa flecha, de la ahijada de su sobrina ha salido, que está envidiosa de verme tomar las Horas de latín en la mano y irme por ellas como por viña vendimiada.
"Entonces era yo vuestro caudillo, mi tercer lustro apenas comenzado, sobresaliendo en el pueril corrillo, como en la alfombra del ameno prado descuella entre las yerbas el tomillo. Desde entonces Amor, Amor malvado, me asestaste traidor la flecha impía que me atormenta y hiere noche y día.
El poderoso genio de las generaciones, más veloz que el ave, que la flecha, que todo lo terreno capaz de volar, lo llevó a los espacios, donde rayos, de estrella a estrella, unían entre sí los cuerpos celestes; nuestra Tierra giraba en el aire tenue, y aparecía una ciudad tras otra.
Suspensa el alma, y la cordura loca, queda a los dulces actos sobrehumanos, que, de limpios, de honestos y de sanos, su fama al cielo levantado toca. Colgadas del menor de sus cabellos mil almas lleva, y a sus plantas tiene amor rendidas una y otra flecha.
Nuevos disparos retumbaron sonoros y como rodando de cañada en cañada, y encabritándose de pronto Careto rebrincó alocadamente haciendo a su jinete aferrarse para no caer con desesperado ahínco a la montura, y después, libre de rienda, y espoleado, sin duda, por el dolor, salió disparado como una flecha, atravesó raudo como una visión, por entre los carabineros, que le saludaron con una nueva descarga, y se perdió de vista, siempre galopando vertiginosamente, tras la loma situada frente al lugar donde tenía lugar el encuentro.
Querría huir, y como herido ciervo dondequiera que va, lleva la flecha: de sí vergüenza y de su amor padece, y calla, aunque es sanar cuanto apetece.
Es el poeta de las cosas que ya van a llegar o que acaban de irse — la flecha que, ya en el aire, estremecida, se anuncia a su blanco con un rumor de abeja, o la que ya partió y nos deja una estela de vacio en la atmósfera, donde, como una hoja seca, se precipita nuestro corazón.
Peinada de florones, hace una floritura de hermosas flexiones. Su música es como una flecha que fluye flamante desde su flautín. Sólo le flagela que no pueda tocar algo flamenco, porque la floresta no es flautista de Flandes ni de Hamelin.