flanco


También se encuentra en: Sinónimos.

flanco

(Del fr. flanc, costado < germ. *hlanka, cadera, articulación.)
1. s. m. MILITAR, NÁUTICA Parte lateral de un cuerpo considerado de frente o por detrás, especialmente de una embarcación o de una formación militar. costado, lado
2. GEOLOGÍA Pared plana de una roca.
3. MILITAR Cada uno de los muros que une las caras del baluarte a la fortificación.
4. flanco del escudo HERÁLDICA Banda a cada lado del escudo que ocupa un tercio de su anchura.
5. flanco retirado MILITAR El del bastión o baluarte cuando está cubierto con el orejón.

flanco

 
m. Costado, cada una de las dos partes laterales de un cuerpo.
Costado, lado, cadera de un animal.

flanco

('flanko)
sustantivo masculino
parte lateral de una cosa El flanco oeste del fuerte fue derribado con un ataque aéreo.
Sinónimos

flanco

sustantivo masculino

flanco:

ladoala,
Traducciones

flanco

flank

flanco

Flanke

flanco

flanc

flanco

flank

flanco

flanco

flanco

الجناح

flanco

bok

flanco

flanke

flanco

側面

flanco

측면

flanco

flank

flanco

SM
1. (= lado) [de animal] → side, flank; [de persona] → side
2. (Mil) → flank
coger a algn por el flancoto catch sb off guard
3. (Geog) → flank

flanco

m. flank, loin, part of the body situated between the ribs and the upper border of the ilium.

flanco

m flank
Ejemplos ?
Entonces Gan apoyó las manos en el suelo y comenzó a andar ágilmente en cuatro pies, rozándome las pantorrillas con el flanco; yo experimenté un sobresalto terrible, me precipité a la puerta, la cerré con llave, y apoyando las manos en el suelo, también me puse a caminar como una fiera.
En tanto se abaten los negros tordos y los pechos amarillos en el cardizal ardiente, y asoma la gama su airosa cabecita entre las altas hierbas allá en el fondo del llano, como atenta a extraño ruido, relincha con imponente brío un semental criollo y se precipita en frenética carrera a la loma del flanco, que traspone en un segundo y vuelve en el acto con la crin ondulante y el copete encrespado arremolinando una tropilla de ventrudas, reacias al esquilón de la madrina.
La prensa americana al servicio de sus intereses, habla frecuentemente de que la política de México es contraria a los intereses del Gobierno y del pueblo americanos, por el hecho de que nuestro petróleo esté siendo vendido a Alemania. Hacen el cargo de que la política de México da un flanco hacia el nazismo.
En el flanco septentrional de una bella plaza adornada con fuentes, jardines y estatuas, álzase apenas del suelo un ruinoso, sucio y grotesco edificio coronado de una baranda de madera carcomida, y flanqueado de tiendas atestadas de telas vistosas y de una profusión de objetos heterogéneos.
Un relámpago vivísimo bañó en ese instante el matorral y la loma, y permitiole ver a pocos metros al jefe del destacamento portugués que dirigía en persona un despliegue sobre el flanco, montado en un caballo tordillo.
Levantando al gorila muerto amarrado al traficante, empujamos los dos cuerpos sobre la termitera. La mujer lanzó algunos gritos guturales, el pequeño chimpancé corrió hacia ella y se pegó a su flanco tomándole la mano.
Desgraciadamente hace unos años se hicieron unas reformas legales, orientadas más al aspecto, digamos de prevención del delito; pero de alguna manera descuidaron un flanco muy importante, y es el que cuando alguien comete una falta, tiene que ser castigado.
Mientras esto hacía, el dragón de un flanco le acariciaba las piernas y el otro le hacía cosquillas en el seno, cuando ya no era que le pellizcaba alguna forma más mórbida, diciendo: “luna llena!”.
Vemos la fe, raíz de todas las virtudes cristianas, disminuir en muchas almas; vemos la caridad enfriarse; la joven generación diariamente con costumbres y puntos de vista más depravados; la Iglesia de Jesucristo atacada por todo flanco abiertamente o con astucia; una implacable guerra contra el Soberano Pontífice; y los fundamentos mismos de la religión socavados con una osadía que crece diariamente en intensidad.
Tenía la goleta uno de los palos rotos a unos seis a ocho pies del puente, tumbado por encima de uno de los lados, enredado en un laberinto de cuerdas y velas; y toda esta ruina, con el balanceo y el cabeceo del barco, que eran de una violencia inconcebible, golpeaba el flanco del barco como si quisiera destrozarlo.
Había observado que cuando un tiro estaba listo, dada la señal de peligro, los trabajadores, incluso el capataz, iban a guarecerse en un hueco abierto con ese propósito en el flanco de la montaña y no salían de ahí sino cuando se había producido la explosión.
Salíales junto a las coscojas un borbollón de espuma sanguinolenta. Al otro flanco, se alzaba un monte de talas cubierto en su base de arbustos espinosos.