flamante


También se encuentra en: Sinónimos.

flamante

(Del ital. fiammante, por alusión al brillo de las cosas nuevas.)
1. adj. Que tiene aspecto vistoso y lucido se presentó con un vestido flamante. deslumbrante, espléndido
2. Que parece nuevo o recién estrenado se paseaba orgulloso con el flamante coche deportivo que acababa de comprar.
3. coloquial Se aplica a la persona que es nueva en una situación o cargo a la que ha accedido de manera brillante el flamante campeón subió al podium.

flamante

 
adj. Lúcido, resplandeciente.
Nuevo, reciente.

flamante

(fla'mante)
abreviación
1. cosa que resplandece, en especial por ser nueva o acabarse de estrenar flamante motocicleta
2. persona que acaba de estrenarse en una actividad o en un estatus social flamante novio
Sinónimos

flamante

adjetivo
1 lúcido, brillante, resplandeciente.
Tratándose del aspecto de una persona o de una cosa (vehículo, vestido, etc.).
Traducciones

flamante

جَديد

flamante

zbrusu nový

flamante

splinterny

flamante

brandneu

flamante

upouusi

flamante

tout neuf

flamante

nov novcat

flamante

新品の

flamante

아주 새로운

flamante

gloednieuw

flamante

splitter ny

flamante

nowiusieńki

flamante

splitterny

flamante

ใหม่เอี่ยม

flamante

yepyeni

flamante

mới toanh

flamante

崭新的

flamante

ADJ
1. (= nuevo) [automóvil, traje] → brand-new; [campeón, director] → new
2. (= estupendo) → brilliant, fabulous; (= lujoso) → luxurious, high-class
3. (= resplandeciente) → brilliant, flaming
Ejemplos ?
Peinada de florones, hace una floritura de hermosas flexiones. Su música es como una flecha que fluye flamante desde su flautín. Sólo le flagela que no pueda tocar algo flamenco, porque la floresta no es flautista de Flandes ni de Hamelin.
En aquel feroz combate, el flamante Conde de Guaqui, sable en mano y á la cabeza de su escolta, espoleaba el caballo so- bre los fugitivos, gritando : — ¡ Que no quede vivo uno sólo de esta canalla!— Y en efecto, no se tomó un solo prisionero, y la soldadesca se entregó salvajemente al repase de heridos.
Exhortamos nuevamente a todos los gobiernos locales para que con toda entereza y gallardía nos secunden y, así, no sean responsables ante la Historia de seguir respaldando a un individuo que todo lo inficiona y corrompe, ya que la única organización que se había conservado al margen de toda ruindad era nuestro Ejército Nacional, el que a la fecha ha sufrido la enorme afrenta cardenista de subordinarlo políticamente al payaso de Luis Rodríguez, que ayer dijera en el Cerro del Cubilete que caería en nombre de Cristo envuelto en la bandera sacrosanta de la Asociación Católica de jóvenes Mexicanos y ahora, por la odiosa imposición es el flamante jefe del Nuevo Partido...
Al fin convencióse el flamante conde de Casa Maroto de que para él no había rehabilitación posible en su patria; á pe- sar de lo desmemoriados y misericordiosos que son los pue- blos latinos para con los grandes pecadores políticos.
HOSPITAL DE PIÑAS Y SUBCENTROS DE SALUD PARROQUIALES.- Con mucha satisfacción, nos cabe manifestar que en nuestra administración y tras tenaces gestiones obtuvimos la inauguración de 4 Subcentros de Salud en las Parroquias Marcabelí en donde se construye su edificio funcional, Moromoro, Capiro y Balsas; y, en Febrero de 1974 inauguramos el flamante Centro de Salud Hospital de Piñas en cuya edificación y equipamiento el I.
Afectóse la señora Micheo al tener, pwr una oficiosa nmiga, noticia de la jugarreta del cónyuge, y á tal extremo se la me- lancolizó el ánimo, que en breve fué al hoyo, dejando libre y viudo al flamante marqués de San Juan Nepomuceno.
Por bula de 28 de Septiembre de 1581, fué autorizado el flamante abad para escoger, con destino al convento de Lima, cuanta reliquia le pluguiere.
Venía vestido de negro, con la levita muy limpia y flamante, y sombrero de copa, que tapaba cuidadosamente con un pañuelo de narices, porque empezaban a caer gotas; lucía además el filósofo gran pechera con botonadura de diamantes, cadena de oro y una cara muy afeitada.
Se darían leyes reguladoras del trabajo y habría que vigilar el cumplimiento de esas leyes: un cuerpo flamante de inspectores, es decir, de individuos que en virtud de una Real orden tendrían el derecho de pedir cinco duros a todos los ciudadanos que cayeran bajo su dirección.
Touristas madrileños, hombres políticos y altas jerarquías militares, damas modeladas en el más genuino troquel del mundo moderno, invadían los salones en que ya se cantaban dúos y cavatinas, y se bailaban lanceros y cuadrillas, y se amaba y se coqueteaba según la flamante escuela.
Por la cruz de su espada y por los Santos Evangelios han jurado muchas veces defender y conservar lo que luego han atropellado más de dos personajes que han tomado parte en la flamante obra constitucional, no obstante haber consentido en que se lo demandase Dios si llegasen a ser perjuros.
Y penetró Paco en el pueblo luciendo su gallarda apostura sobre su caballo, que ostentaba de vivos colores el flamante aparejo redondo; y llegó a casa de Clotilde, la cual habiéndole visto desembocar en la calle, esperábalo ya con cara un tanto mohína y cejijunta en la puerta.