fiero

(redireccionado de fieras)
También se encuentra en: Sinónimos.

fiero, a

(Del lat. ferus.)
1. adj. De las fieras.
2. Que vive en estado salvaje. feroz
3. Que se comporta con crueldad y agresividad. feroz, intratable
4. Que resulta desagradable a los sentidos, especialmente a la vista. feo
5. Que es muy grande o excesivo llegamos con un hambre fiera. enorme, feroz
6. Que produce horror el monstruo de la película tiene un aspecto fiero. espantoso, horrible

fiero -ra

  (del l. feru)
adj. Relativo a las fieras.
fig.Horroroso, terrible.
Cruel, agreste, intratable.
Feo.
Grande, excesivo.
m. Bravata y amenaza con que uno intenta aterrar a otro.

fiero, -ra

('fjeɾo, -ɾa)
abreviación
1. animal que muestra crueldad y furia cuando ataca un fiero leopardo
2. persona que actúa de manera feroz o cruel un fiero boxeador
3. característica que manifiesta ferocidad o crueldad una matanza fiera
4. que está relacionado con sensaciones molestas o negativas cuando se sienten con intensidad un dolor fiero
Traducciones

fiero

krutý, vzteklý

fiero

bidsk, ondskabsfuld

fiero

hurja, raju

fiero

divlji, okrutan

fiero

ひどい, 凶暴な

fiero

나쁜, 난폭한

fiero

woest, wreed

fiero

illvillig, våldsam

fiero

ดุร้าย, ที่ร้ายแรง

fiero

dữ tợn, xấu xa

fiero

激烈

fiero

עז

fiero

A. ADJ
1. (= feroz) → fierce, ferocious (Zool) → wild
no es tan fiero el león como lo pintan (= persona) → he's not as bad as he's made out to be; (= situación) → it's not as bad as it's made out to be
2. (= cruel) → cruel
3. (anticuado) (= feo) → ugly
B. fieros (anticuado) SMPL (= amenazas) → threats; (= bravatas) → boasts, bragging sing
echar o hacer fieros (= amenazas) → to utter threats; (= bravatas) → to boast, brag
Ejemplos ?
Aquí, como en todas partes donde la gente pobre tiene muchos más perros de los que puede mantener, las casas son todas las noches merodeadas por perros hambrientos, a que los peligros del oficio —un tiro o una mala pedrada— han dado verdadero proceder de fieras.
- Tengo seis hijos... y una infeliz...diré viuda..., pues veo que voy a morir. Leo en vuestros ojos que sois peores que fieras. ¡Sí, peores!
¿Por qué abandono tanto de las huestes guerreras mesnadas victoriosas, que en épicas jornadas supieron bravamente dejar aniquiladas legiones sanguinarias con instinto de fieras?
Porque las fieras de una misma especie no se devoran unas a otras. ¡Ah! ¡Perdón!... No sé lo que me digo.¡Caballeros, alguno de ustedes será padre!...
Estos leones halló César en Megara, cuando la tomó Galeno, y los retuvo. Y después, estas mismas fieras, con lástima de los propios enemigos, fueron sangrienta ruina de los megarenses.
Discurso Los que buscaron por causa de la conspiración de Casio contra César los leones de Megara, no sabían que el corazón de Casio, donde se encerraba la ira precipitada y la soberbia resuelta, era leonera y no corazón, y que su fiereza natural no necesitaba de otras fieras.
237, apreciamos un juicio de valor sobre la cultura de los indígenas, a quienes se les juzgaba como fieras salvajes, las cual no tenían ningún grado de desarrollo y que fueron civilizadas por Occidente y el cristianismo.
Muchos huyeron a los más inaccesible de sus montañas, prefirieron habitar en las grutas en compañía de las fieras, que avecindarse con sus inicuos verdugos; otros en su desesperación se dejaron miserablemente morir; y otros, en fin, no acaso los menos afortunados, fueron repartidos en las haciendas de los españoles y forzados a trabajar con más rigor que si fueran esclavos.
EDITACIONES DE UN PUEBLO LIBRE Por: Juan Lindo "La justicia trae a los pueblos la paz, la abundancia y la felicidad." Desde el momento mismo que el hombre ingrato y desobediente quebrantó la ley única y primera que le impuso su Creador, se vió huérfano, abandonado en este globo desconocido, habitado de fieras y animales cuyas propiedades no comprendía, vestido de diferentes yerbas y plantas de que de sabía hacer uso y, finalmente, cercado de peligros y agitado de mil necesidades que despertaron su industria y valor.
114 Por su firmano soto no en falso a Méntula por rico se tiene, que tantas cosas en sí tiene egregias: coto de aves de todo género, peces, prados, labrantíos y fieras.
Allí, mares vastos divisando, lagrimantes los ojos, a su patria se dirigió, afligida, de este modo, con la voz, tristemente: “Patria, oh, mi creadora, patria, oh, mi engendradora, 50 yo cuán desgraciado te he abandonado, como a sus dueños los huidores sirvientes suelen, y del Ida a los bosques llevé mi pie, para, cabe la nieve y de las fieras las heladas guaridas, estar, y de ellas en todos los escondites entrar, furibunda.
¿Acaso fuera más dichoso si juntara en su vientre los peces de remotas riberas y las peregrinas cazas, y si despertara la detención del estómago, ganoso de vomitar con las ostras de entrambos mares, superior e inferior? ¿Si con mucha cantidad de manzanas rodear las fieras de la primera forma, cogidas con muerte de muchos monteros?