Ejemplos ?
Momentos de mi vida, de Alan Ayckbourn. Tomar partido, de Ronald Harwood. La fiebre del heno, de Noël Coward. El rufián Castrucho (1968), de Lope de Vega.
Un estudio realizado en 75 pacientes con rinitis alérgica (fiebre del heno) se mostró estadísticamente significativa en la reducción de los síntomas en comparación con el placebo.
Cada planta tiene la fama de ser capaz de producir alrededor de mil millones de granos de polen en una temporada, y la planta es polinizada por el viento. Este polen es uno de los pólenes más alergénicos, siendo la principal causa de la fiebre del Heno.
Es de difícil tratamiento. Las personas con eccema a menudo tienen antecedentes de condiciones alérgicas como asma, fiebre del heno o eccema.
ay Fever (literalmente, Fiebre del heno; traducida al español como La encantadora familia Bliss, La fiebre del heno, Fiebre de fin de semana y Fin de semana) es una obra de teatro del dramaturgo británico Noel Coward, escrita en 1924 y entrenada en 1925.
El mercado se vio inundado de nuevos antibióticos (penicilinas modificadas químicamente para destruir a las bacterias que se habían hecho resistentes a los productos más antiguos), antihistamínicos para tratar alergias como la urticaria o la fiebre del heno, nuevos analgésicos, somníferos y anestésicos, a medida que las compañías farmacéuticas invertían cada vez más en investigación y desarrollo.
Se estima que los ácaros del polvo pueden ser un factor de 50 a 80% de los casos de asma, así como en innumerables casos de eczema, fiebre del heno y otras enfermedades alérgicas.
La exposición recreativa ante cianobacterias puede producir síntomas gastrointestinales, fiebre del Heno o erupciones cutáneas pruriginosas (Stewart et al., 2006).
La mometasona nasal se emplea en adultos (incluidos los ancianos) y niños de edad igual o superior a 2 años para disminuir los síntomas que se pueden presentar con la fiebre del heno (rinitis alérgica estacional) u otras alergias que tienen lugar a lo largo del año (rinitis perenne), incluida la obstrucción nasal (congestión), descarga nasal, prurito y estornudos.
Para la prevención y tratamiento de la conjuntivitis alérgica, rinitis, fiebre del heno, síntomas del resfriado común y otros síntomas alérgicos: Administración oral (comprimidos, jarabes, etc) Adultos y adolescentes: las dosis recomendadas son de 4 mg p.os cada 4-6 horas hasta un máximo de 24 mg/día Niños de 6 a 12 años: las dosis recomendadas son de 2 mg p.os cada 4-6 h hasta un máximo de 12 mg/día Niños de 2 a 5 años: las dosis recomendadas son de 1 mg p.os cada 4-6 h hasta un máximo de 6 mg/día Administración subcutánea Niños de 6 años: las dosis recomendadas son de 87.5 µg/kg o 2.5 mg/m2 s.c.
Las plantas de este género han sido utilizadas tradicionalmente por la población indígena con fines medicinales, incluyendo el tratamiento del asma, fiebre del heno, y resfriados.
Los estudios de polen en el aire a través de Canadá resultó en la publicación de los paraísos canadienses anuales de la fiebre del heno y en el libro "Atlas de los granos de polen y esporas aerotransportadas comunes de Canadá".