festín

(redireccionado de festines)
También se encuentra en: Sinónimos.

festín

(Del fr. festin < ital. festino.)
1. s. m. Banquete o comida espléndida el congreso finalizó con un copioso festín. ágape, comilona, convite
2. Fiesta particular, con banquete, música, baile y otras diversiones organizaremos un festín en mi casa para tu cumpleaños.

festín

 
m. Festejo particular, con bailes, música, canciones, banquete, etc.
Banquete espléndido.

festín

(fes'tin)
sustantivo masculino
comida abundante y exquisita Los anfitriones ofrecieron un festín.
Sinónimos

festín

sustantivo masculino
Traducciones

festín

Fest

festín

festa

festín

fête

festín

festa

festín

święto

festín

Празник

festín

盛宴

festín

盛宴

festín

Fest

festín

SMfeast, banquet
Ejemplos ?
si en un esceso De humor fatal con tan oscura tinta Pude contarte tan atroz suceso; No siempre alegre nuestra pluma pinta De ciego amor el voluptuoso halago, El bullicio del circo y los festines, De blancos sueños el tumulto vago Y el aroma del templo y los jardines.
Pero con patriotismo se puede salir con la frente altiva, con la estimación de los conciudadanos, con la conciencia pura, limpia y tranquila, pero también con los bolsillos livianos, y con patriotismo no se puede tener troncos rusos a pares, palcos en todos los teatros y frontones, no se puede andar en continuos festines y banquetes, no se puede regalar diademas de brillantes a las damas, en cuyos enos fementidos gastan la vida y las fuerzas que deberían utilizar en bien de la patria o de la propia familia!.
Venid á mí, yo canto los amores; Yo soy el Trovador de los festines; Yo ciño el harpa con vistosas flores Guirnalda que recojo en mil jardines: Yo tengo el tulipan de cien colores Que adoran de Stambúl en los confines, Y el lirio azúl incógnito y campestre Que nace y muere en el peñon silvestre.
Y asi la melancolía De la vida iban matando En la noche prolongando Las bacanales del dia. Y asi contentos los dos Aunque con diversos fines, Con récipes y festines (210) Iban del placer en pos.
Cuando su madre a deshora de los festines volvía, y entre sueños la veía sus adornos deponer; cuando acaso desvelada al son de los instrumentos, sentía los aposentos vecinos estremecer.
Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya a morir en el fondo del bosque. ¿Crees acaso que he venido a matar ciervos para festines de lobos?
El vino es tuyo, que la herida agave para los hijos vierte del Anahuac feliz; y la hoja es tuya, que, cuando de suave humo en espiras vagorosas huya, solazará el fastidio al ocio inerte. Tú vistes de jazmines el arbusto sabeo, y el perfume le das, que en los festines la fiebre insana templará a Lico.
Vienen las Carnestolendas, alégranse las gentes en diferentes festines y por no más de antojo de muchachos o pasatiempo de hombres ociosos pagan los culos de los perros atándoles a la cola mazas diferentes.
Los asesinatos se multiplicaban, las muchachas desaparecían, los niños eran arrancados de las cunas, a pesar de los lamentos de sus madres, para servirlos en diabólicos festines, en que, según la creencia general, los vasos sagrados sustraídos de las profanadas iglesias servían de copa.
aquellos mismo, ellos se callaron, entregando al tiempo, a la justicia, a la historia el fallo solemne; y esos tales no tienen hogar, ni amigos, ni honores, porque después de haber dado su fortuna, su sangre y su inteligencia por la patria, se quedaron a mendigar aquello mismo que los bribones derrochan en trenes esplendorosos y en insolentes festines.
No se arruinó, porque eso no entraba en sus principios; se limitó a derrochar, como derrochan todos sus congéneres: yates, coches (no existían automóviles aún), caballos, palacios, quintas, festines, viajes con séquito, adquisición de obras de arte más o menos auténticas, fundaciones benéficas e instructivas más o menos útiles; entre ellas, la de la fuente continua de agua de la Florida, donde se perfumaban gratuitamente los moradores de Kentápolis, ciudad dominada por la opulencia de la dinastía Dorcksetter.
Te daré como premio un trono hermoso, incorruptible, de oro; y mi hijo Hefesto, el cojo de ambos pies, te hará un escabel que te sirva para apoyar las nítidas plantas, cuando asistas a los festines.