feraz

(redireccionado de feraces)
También se encuentra en: Sinónimos.

feraz

(Del lat. ferax, -acis, fértil.)
adj. Que es muy fértil las tierras de esta comarca son muy feraces. ubérrimo
NOTA: En plural: feraces

feraz

 
adj. Fértil, copioso de frutos.
Sinónimos
Traducciones

feraz

fécond

feraz

ferace

feraz

ADJfertile, productive
Ejemplos ?
Las cenizas de aquella hoguera de cincuenta leguas de circuito abonaron de tal modo el terreno, que hoy Madera es uno de los países más feraces del mundo.
No le faltaron fuentes de información, y, más bien, le sobraron, pues muchos datos se contradecían; lo que fácilmente se explica por la diversidad de las condiciones locales, en semejante extensión de tierras, desde la orilla del mar y la llanura desnuda, pedregosa, sin montes, y casi sin pasto ni agua, batida siempre por un viento feroz y por fin de escasa fertilidad, y los admirables y feraces valles andinos, entre las múltiples cadenas de las cordilleras majestuosas, con sus grandes lagos, sus misteriosas selvas y sus nieves eternas.
lo que pides; no menosprecio tus dones; mientras reine Latino no os faltarán tierras feraces, ni las riquezas de Troya; sólo exijo que el mismo Eneas, si tanto codicia mi alianza, si quiere de veras ser mi huésped y mi compañero, venga a mis estados y no rehuya mi semblante amigo, prenda bastante de paz será para mí tocar la mano de vuestro Rey.
El Jobo y Sauce, notables por la cría de ganado vacuno, por la asombrosa producción de naranjas y por sus feraces vegas tabacaleras.
Sin embargo de los grandes perjuicios que ha ocasionado el río Jubones, a través de dos siglos de haber recorrido con rabiosas crecientes, las zonas por donde ha seguido su curso las ha convertido en una verdadera Amazonía, porque sus aguas siempre agitadas en impetuosos desbordamientos, han movido el terreno de las playas, dejando el material acamado en suspensión desde las cordilleras, (formándose, por consiguiente, feraces vegas, donde han verdegueado exuberantes plantíos anuales y perennes, que han enriquecido la vida de las poblaciones.
Cuelgan bajo la nave del sendero parásitas de flores amarillas y gajos de cristal que da el uvero. Saltan sobre los troncos las ardillas: domina el color verde en la feraces costas en que maduran las patillas.
En la parte más desierta y brava del Arauca estaba situado en el hato de Altamira, primitivamente unas doscientas leguas de sabanas feraces que alimentaban la hacienda más numerosa que por aquellas soledades pacía y donde se encontraba uno de los más ricos garceros de la región.
Aquellas regiones inmensas, despobladas, vírgenes, las más feraces del globo, ¿cómo no habían de llamar a su seno a sus señores de Europa, del país trabajado y empobrecido con tantas y tan pertinaces guerras, y poco después despedazado con tantas disensiones y ensangrentadas controversias?
Velada estaba con una ligerísima niebla blanquecina, y al través de aquella transparente gasa, vimos, a vista de pájaro, sus frondosas arboledas, sus feraces campos, sus risueños caseríos, todo cruzado de caminos y sendas, por los que hormigueaban ya los hombres y los ganados.
Pero, a medida que se fue tupiendo la población en la llanura, cada vecino mezquinó más su retazo de loma, y se sintió entonces toda la diferencia que hay entre los campos anegadizos del sur Y los campos altos, hermosos y feraces del norte.
Santa Fe recibe por el Meta los ganados de los inmensos y feraces llanos de Venezuela, y envía sus esmeraldas y las producciones de su naciente industria, muy propias para las necesidades de un país naciente.
Y en verdad todo cuanto se diga de la bondad de la naturaleza de la tierra de Cuba es poco, porque es realmente una de las tierras más feraces y más ricas del mundo.