fenoménico

(redireccionado de fenoménica)

fenoménico, a

adj. Del fenómeno o de la apariencia. fenomenal

fenoménico, -ca

 
adj. filos. Referente a los fenómenos o apariencias.

fenoménico, -ca

(feno'meniko, -ka)
abreviación
relacionado con los fenómenos en tanto manifestaciones de una cosa Hizo un análisis fenoménico de la cuestión.
Ejemplos ?
En la introducción, titulada “Realidad, apariencia y subjetividad “se lleva al lector, a través de una descripción fenoménica de la apariencia y el error del conocimiento en la conciencia,a comprender el “carácter reiforme” de la subjetividad, concepto que se desarrolla a lo largo del libro.
Recordemos sólo las mayores: la persona no es ni un objeto ni una manifestación susceptible de ser objetivada, sino manantial o estructura de actos; no es una realidad fenoménica ni una suma de cualidades, sino unidad singular inabarcable; no es formación hecha, definitiva, sino proceso concreto que termina sólo con la muerte; por último, los actos que origina y que constituyen su realidad no se prestan a la reflexión psicológica, pues se dan de manera inmediata y concreta, sobre todo en la participación amorosa.
Todo lo contrario: es absolutamente necesario dar por sentado de manera a priori esta representación de espacio como dada para que la experiencia fenoménica sea posible.
Pero esa predicción, meramente fenoménica, se fundamenta en condiciones a priori de la experiencia de manera subjetiva según determinados principios del pensar: 1.- Lo que concuerda con las condiciones formales de la experiencia es POSIBLE 2.- Lo que está en interdependencia con las condiciones materiales de la experiencia es Real 3.- Lo determinado por condiciones universales de la experiencia es Necesario Ahora bien, si la ciencia únicamente tiene sentido como conocimiento empírico, dejamos fuera de dicho conocimiento lo que está fuera del conocimiento del encadenamiento temporal de los fenómenos.
Para el hinduismo, el samadhi es una iluminación en la que el meditante trasciende la apariencia fenoménica y se libera así del samsara (el ciclo de nacimiento, muerte y reencarnación).
Esta obra trata de las manifestaciones espiritistas y de los médiums, por tanto, de la parte fenoménica del espiritismo, y lo caracteriza como «ciencia» de observación que analiza las relaciones entre el mundo corpóreo y el mundo invisible o espiritual.
En virtud a lo cual, optó por suscitar una actitud realista que se substraía en torno a los supuestos legados por Kant, lo que es, tomando como fundamento discursivo los conceptos de experiencia kantianos y proyectándose a la realidad fenoménica.
El fenómeno es el objeto indeterminado de la intuición empírica. El árbol puede afectarnos y de él tenemos una representación fenoménica.
En la filosofía tradicional la esencia ha sido considerada como la propia e indisoluble identidad de las cosas frente a la apariencia fenoménica de la experiencia, lo que situaba a la esencia en una realidad metafísica.
Lo real, como tal es pensable, noúmeno, pero no lo podemos conocer en cuanto tal, sino como realidad conocida (o cognoscible), es decir condicionada a las condiciones de la experiencia fenoménica.
Publica regularmente números monográficos dedicados tanto a temas específicos (escepticismo, filosofía de la tecnología, derechos de los animales, auto-engaño, conciencia fenoménica y naturalismo, la mente animal, auto-conocimiento, etc.) como a autores (John Searle, John McDowell, Charles Darwin, etc).
Las tres etapas de esta deconstrucción se siguen en busca de la historia: la doctrina kantiana del esquematismo y el tiempo como etapa prealable de una problemática de la temporalidad; el fundamento ontológico del cogito ergo sum de Descartes y la retoma de la ontología medieval dentro de la problemática de la res cogitans; el tratado de Aristóteles sobre el tiempo como discrimen de la base fenoménica y de los límites de la ontología antigua.