Ejemplos ?
Pueden verse afectadas las condiciones ideales para el crecimiento y la maduración de los espermatozoides sanos y su capacidad fecundante.
Esta última relación es constante, ya sea que el fuego simbolice las pasiones (especialmente el amor y la cólera), o el espíritu (el “fuego del espíritu”). Es símbolo de acción fecundante e iluminadora, de purificación y regeneración.
Cuando los años mi cabeza opriman, Jamás podré apartar de la memoria Aquellas horas de misterio llenas, En que el alma se abría Del primer sol al fecundante rayo, Y por nuevas regiones En rápida visión peregrinaba; Mirando en otros ojos Adivinada su fugaz ventura, Más alto el pensamiento, La voluntad más firme y poderosa, Y aquel instinto vencedor que guía A las grandes y estériles empresas.
Pero allí donde el ánimo se agota y perece la máquina, allí mismo el ser que muere es otro ser que brota. El poderoso y fecundante abismo del antiguo organismo se apodera, y forma y hace de él otro organismo.
Y estalla en versos eufónicos, uniendo a tu tierno cántico, esos latidos armónicos de tu corazón romántico. O vierte en raudal fosfórico, desde tu boca profética, el fecundante calórico de tu alma grande y patética.
La tuya el laurel santo No hace nacer con riego De hirviente sangre y congojoso llanto, Sino de amor al fecundante fuego; Y el que la ensalza, sublimado canto, No es el que ensayo con humilde tono De mi lira en los sones; Sino el que se alza en tiernas bendiciones Hasta tu excelso trono.
¡Oh! Fecundante tormento que arribaste a mis paisajes transformando mi arrebato en movimientos tictaicos que germina el corazón, has llegado hasta mis valles para culminar la estatua que edificaba la soledad y modelar las violencias de sus veranos sin flor.
SIGLOS En la media luna de tus tierras fértiles sembraré el aroma de mis ansias y la nostalgia vasta de mi tristeza surcará fecundante las brisas de tus noches húmedas...
La belleza, es pues, para la generación lo que el Destino y Lucina. Por esto el ser fecundante, al acercarse lleno de amor y júbilo a lo bello, se dilata, engendra y produce.
"Los pueblos todos deben reunirse en amistad, y con la mayor frecuencia dable, para ir reemplazando, con el sistema del acrecentamiento universal, por sobre la lengua de los istmos y la barrera de los mares, el sistema, muerto para siempre, de dinastías y de grupos". "Las puertas de cada nación deben estar abiertas a la libertad fecundante y legítima de todos los pueblos.
Por el norte ya Otavalo con ingeniosa perfidia, había dejado indefensa y airada la raza quichua. Por occidente un prodigio deja en fuentes cristalinas la fecundante memoria de la virtud perseguida.
¡Nebulosidades!... de ellas baja la lluvia fecundante, ellas llevan á que se sedimente en el valle el detritus de la roca. Cuando no se cree más que en la vida de la carne, se camina á la muerte.