fecial

fecial

 
m. En la antigua Roma, miembro de un colegio de sacerdotes encargados de declarar las guerras, presidir la redacción de los tratados, etc.
Ejemplos ?
Desde el primer encuentro de este combate que me has declarado, sin la intervención del fecial, el cruel Cupido me ha atravesado bruscamente el corazón con una flecha: me duele mucho; no puedo resistir mas tiempo sus ataques.
El Fecial trajo hierba pura de la Ciudadela. Luego preguntó al rey: "¿Me constituyes en el plenipotenciario del pueblo de Roma, los Quirites, consagrando así mismo las vasijas y a mis compañeros?" A lo que el rey respondió: "Por cuanto puedo, sin dañarme a mí mismo y al pueblo de Roma, los Quirites, lo hago." El Fecial era M.
Cuando su ayudante, por respeto al rango de Postumio, ató las cuerdas con laxitud, éste le preguntó: "Por qué no atas la cuerda con fuerza, la que la entrega sea como debe ser?" En cuanto entraron en la sala del consejo y llegaron al tribunal donde estaba sentado Poncio, el fecial se dirigió a él así...
"En cuanto a aquellos hombres cuya entrega simuláis, ni les acepto, ni les considero como entregados ni les impido volver con los suyos; están atados por un compromiso por cuya violación se atraerán la ira de todos los dioses con cuya majestad juegan. Cierto; Espurio Postumio acaban de golpear al heraldo fecial con su rodilla, ¡que venga la guerra!
Era costumbre que el Fecial llevara a las fronteras enemigas una lanza con punta de hierro o quemada al extremo y manchada de sangre; y, en presencia de al menos tres adultos, proclamar: "En la medida en que los pueblos de los latinos priscos han sido considerados culpables de injusticia contra el pueblo de Roma y los Quirites;, y dado que el pueblo de Roma y la Quirites han ordenado que haya guerra con los latinos priscos, y el Senado del pueblo de Roma y los Quirites han determinado y decretado que habrá guerra con los latinos priscos, por lo tanto yo y el pueblo de Roma, declaramos y hacemos la guerra a los pueblos de los latinos priscos." Dichas estas palabras, arroja su lanza en su territorio.
El Fecial plantea la cuestión formal a Tulio: "¿Me ordenas, rey, hacer un tratado con los Pater Patratus de la nación Albana?" A la respuesta afirmativa del rey, el Fecial dijo: "Exijo de ti, rey, algunos manojos de hierba." El rey respondió: "Toma ésas,pues son puras".
Una batalla ganada en una guerra perdida no da derecho a triunfo. Además, esa guerra debe haber sido "Bellum Iustum", es decir, una guerra correctamente declarada conforme al rito fecial.