feble

feble

(Del ant. feble, débil < cat. feble, débil < lat. flebilis, lamentable.)
1. adj. culto Que es débil su aspecto era el de una persona feble y enfermiza. endeble, flaco
2. adj./ s. ECONOMÍA, METALURGIA Se aplica a la moneda o aleación de metal que tiene menos peso o valor.

feble

 
adj. Débil, flaco.
Díc. de la moneda, aleación de metales, etc., faltos de peso o ley.
Traducciones

feble

ADJfeeble, weak
Ejemplos ?
El vino favlo primero: "mucho m'es venido mal canpanero aqua, as mala mana, non queria aver la tu conpana; que quando te legas a buen bino, fazees lo feble e mesquino".
Yo agradezco al Criador estas mercedes que no le pedí; mas como según las humanas leyes los privilegios no obligan, si me dejáis que recuerde la teología sagrada que estudié en mis años verdes, os probaré... ¿Y qué interesa a la sosegada gente que duerme en torno de mí una digresión tan feble?
Y el loco retintín de los panderos, el sonoro tableteo de las castañuelas, los desahogos de entusiasmo arreciaban, ensordecedores, mientras la casi paralítica sor Consolación, con su voz cascada y feble, no podía hacerse oír, al reprender: -No sean escandalosas...
y doncellas sedientas me tatuaron sus preces; victorioso de embates violenté el himen feble y en un hijo volátil me quedé entre sus leyes.
Isván en su feble asiento Balancea con el viento Que muge como Satán: Con los ojos encendidos Como líbica pantera Con duro lanzón le espera Recatándose Ildebrán.
Ama sólo a Kin-Kan, hijo segundo, Feble como las hojas desprendidas, Que a llorar cual mujer vino a este mundo, No a fatigar trotón ni regir bridas.
En la feble condició del seu femení sexe, va meréixer els elogis i les lloances dels barons de més seny; puix que, castigada i venjada la pèrdida i tirana mort del seu marit, va redinir el reialisme se Xipre per al seu fill de la vexació injusta amb la qual el seu oncle l'afligia amb guerres cruels.
Estuvo facultado a emitir “billetes de banco” (el PESO “feble” de 8 reales era la unidad monetaria) con respaldo en metales preciosos (sistema bimetálico).
Redactor del diario oficial El Republicano (1846-48), desde el cual libró una tenaz campaña contra las pretensiones del gobierno de Bolivia y los perjuicios que ocasionaba a la economía nacional la circulación de la moneda feble boliviana en el sur del país.
Las dificultades con Bolivia, que parecían haberse disipado durante el gobierno de Castilla, persistieron por la invasión de la moneda feble boliviana que seguía entorpeciendo el comercio en el sur peruano.
La disminución del numerario de oro debido a una balanza comercial deficitaria con el mundo musulmán (sea directamente o vía Bizancio) y a la disminución de los intercambios con el mundo mediterráneo debido a la pérdida del control del Mediterráneo por el Imperio bizantino volvió necesaria la adopción de una moneda acuñada con un mineral más abundante en Europa que el oro. Por otra parte, era necesaria una moneda de valor más feble adaptada a las transacciones.
En medio de este trance, Ovando comenzó a deconfiar del nuevo rey cristiano, por lo que procedió a enviar arrestado a Manila a Muddín y convirtió en esclavos a los miembros de su séquito. La temporal reducción de Joló ocurrió el 26 de junio de 1751, y tras firmar un feble tratado de paz Ovando se retiró a Manila.