fatídico

(redireccionado de fatídica)
También se encuentra en: Sinónimos.

fatídico, a

(Del lat. fatidicus.)
1. adj. Que anuncia el porvenir. agorero
2. Que presagia acontecimientos nefastos ha sido un día fatídico para tus aspiraciones. aciago, funesto

fatídico, -ca

 
adj. Que vaticina el porvenir, anunciando gralte. desgracias.

fatídico, -ca

(fa'tiðiko, -ka)
abreviación
1. que es inevitable y trae desgracia un destino fatídico
2. que anuncia lo que sucederá en el futuro un oráculo fatídico
Sinónimos

fatídico

, fatídica
Traducciones

fatídico

fatidico, fatale

fatídico

fatální

fatídico

fatal

fatídico

tödlich

fatídico

kohtalokas

fatídico

fatal

fatídico

koban

fatídico

致命的な

fatídico

치명적인

fatídico

fataal

fatídico

dødelig

fatídico

fatalny

fatídico

fatal

fatídico

dödlig

fatídico

ซึ่งทำให้ถึงตาย

fatídico

ölümcül

fatídico

chết người

fatídico

致命的

fatídico

גורלי

fatídico

ADJ
1. (= desgraciado) → fateful, ominous
2. (= profético) → prophetic
Ejemplos ?
Engendró a Pelops, de quien nació Atreo, al que la Diosa que hila su lana en una trama fatídica reservó la discordia con el fin de que hiciese él la guerra a su hermano Tiestes.
Es tradicional también que siempre que Juan Enríquez hacía justicia se quedaba gran rato contemplando con melancolía el cadáver; pero luego, como avergonzado de su debilidad, se dibujaba en su boca la fatídica sonrisa que le era habitual y se ponía a canturrear: ::«¡Ay abuelo!
Ves, créelo, la rica Micenas, adonde hemos llegado, y la fatídica mansión de los Pelópidas, donde, en otro tiempo, después de la muerte de tu padre, te recibí de manos de tu hermana, y, habiéndote llevado y salvado, te crié hasta esta edad para vengar la muerte paterna.
Serás reina de los hombres de ojos verdes a quienes apreté la garganta en mis caricias nocturnas; de los que quieren al mar, al mar inmenso, tumultuoso y verde; al agua informe y multiforme, al sitio en que no están, a la mujer que no conocen, a las flores siniestras que parecen incensarios de una religión desconocida, a los perfumes que turban la voluntad y a los animales salvajes y voluptuosos que son emblema de su locura.» Y por esto, niña mimada, maldita y querida, estoy ahora tendido a tus pies, buscando en toda tu persona el reflejo de la terrible divinidad, de la fatídica madrina, de la nodriza envenenadora de todos los lunáticos.
Y ella ufana a su vez con su hermosura los brazos le tendía ¡Mas ay que la ilusión nunca venía! Siempre, sí, de sus bellos pensamientos la efímera ventura deshacía de un soplo su secreta y fatídica amargura.
Podéis estar seguro, señor, de que el glorioso, el abnegado Ejército Constitucionalista, ha logrado estirpar para siempre en nuestra patria la simiente fatídica de la traición.
Ya, cual sombra fatídica enojada en las nocturnas horas evocada, de Genaro a los ojos se presenta, en roncas voces demandando airada de su venganza dolorosa, cuenta: y ante ella el pobre loco prosternado, contemplando su sangre horrorizado, se agita y se amedrenta.
Y los hechos confirman la razón de estos temores: En Toledo, en Cuenca, en Valencia, en León, en Burgos, en Navarra, en Lérida, en Santander y en otras muchas provincias, la mano fatídica se cernió sobre las urnas electorales, amenazando llenarlas de candidaturas para invadir mañana los escaños del Congreso.
De inmediato la Bolsa Mexicana de Valores, tras dos semanas de alzas continuas que acumulaban casi 10% de ganancias, inició una caída que continuó hasta la fatídica devaluación.
Oigo a mis conciudadanos con frecuencia quejarse del Destino. Qué haría, cuánto he hecho y lo que me espera hacer para adueñarme al fin de esta fatídica palabra.
Ved, bañado está en sangre el de Micenas Alcázar opulento; de Casandra La fatídica voz alzarse escucho; Sigo temblando al parricida Orestes, Cuando aún la sangre cálida gotea De su madre infeliz y las Euménides No abandonan su umbral, siempre entonando El coro vengador; él, perseguido Por los terrores de conciencia inicua, De gente en gente vaga; sólo encuentra Juicio y perdón cabe el altar de Palas.
292 Assí profetava la mi guiadora, rey soberano, las vuestras andanças, dándovos alto favor de esperanças con lengua fatídica e boca sonora, e más abaxando su boz sabidora, representava ya, como callando, los tiempos futuros de cómo e de quándo será vostra mano jamás vençedora.