fascismo

Búsquedas relacionadas con fascismo: falangismo, comunismo

fascismo

(Derivado del ital. fascio, haz < lat. fascis, haz.)
1. s. m. POLÍTICA, HISTORIA Movimiento político y social fundado por Mussolini, de carácter totalitario, nacionalista, antiliberal y antimarxista, implantado en Italia después de la primera guerra mundial.
2. POLÍTICA, HISTORIA Doctrina del partido italiano fundado por Mussolini y de los similares en otros países.
3. POLÍTICA Régimen dictatorial.

fascismo

 
m. hist. Movimiento y sistema político surgido en Italia en 1918 que llegó al poder en 1922, por medio de su impulsor Benito Mussolini. El tipo de gobierno que impuso fue el de una dictadura que abolió las libertades individuales y colectivas; creó un solo partido político que tuvo adeptos rápidamente entre la burguesía, como protección frente a las organizaciones revolucionarias. Creó un sindicalismo vertical y puso en marcha una serie de elementos de carácter sociopolítico como el Ministerio de Corporaciones de 1926 y la carta del trabajo de 1927. El fascismo se propuso que el país fuera autosuficiente económicamente. Influyó en la formación del nazismo en Alemania y del falangismo en España.

fascismo

(fas'θismo)
sustantivo masculino
1. política historia régimen político y social de carácter totalitario y nacionalista fundado en Italia Benito Mussolini fue el fundador del fascismo.
2. política historia sociología doctrina de carácter totalitario y nacionalista establecido en Italia y otros países El fascismo es principalmente un totalitarismo de estado.
Traducciones

fascismo

Fascism

fascismo

fascisme

fascismo

Faschismus

fascismo

фашизм

fascismo

fascismo

fascismo

fascisme

fascismo

fascismo

fascismo

الفاشية

fascismo

фашизъм

fascismo

法西斯主義

fascismo

fascisme

fascismo

פשיזם

fascismo

ファシズム

fascismo

파시즘

fascismo

SMfascism
Ejemplos ?
M., ya lo dijo proponiendo que se haga un Congreso Internacional de acercamiento proletario para defendernos contra las garras del fascismo.
Artículo 14°- Afganistán apoya la lucha de los pueblos por la liberación nacional y social, la democracia y el progreso, contra el imperialismo, el colonialismo, el neocolonialismo, el sionismo, racismo, el fascismo, la discriminación racial y el apartheid.
Muchas veces a muchos funcionarios públicos nos tiembla la voz y nos falta corazón para hablar de estas cosas tan trascendentales; y, sin embargo, al Primer Magistrado de la Nación no le tembló el corazón ni la mano y su pensamiento firme relacionó los acontecimientos proletarios de México con los acontecimientos proletarios de todo el mundo, contra el fascismo, contra la guerra y contra el imperialismo.
l Manifiesto de Verona, a través de sus puntos establecía los requisitos reglamentarios de la socialización de la sociedad y la economía de la República Social Italiana con la idea de que el fascismo debe "ir al pueblo".
haya en la horada discrepancia en esta energía vital que la nación demanda, entiende que la crítica razonada elemento esencial de la Universidad es también soporte fundamental de la vida democrática y de independencia del país, ya que, ¡Así gritaba los jóvenes Hitler y Mussolini, mucho cuidado con el fascismo jóvenes, se les está metiendo el fascismo la universidad gritando así!
Frente a este concepto simplista, clásico y un tanto películero, de la revolución, que actualmente nos llevaría a un fascismo republicano, con disfraz, de gorro frigio, pero fascismo al fin, se alza otro, el verdadero, el único de sentido práctico y comprensivo, el que puede llevarnos, el que nos llevará indefectiblemente a la consecución de nuestro objetivo final.
Pretende ocultar en determinados períodos, su régimen de dictadura burguesa, ejercido a través del Estado opresor, hablando en abstracto de la libertad, pero sus contradicciones lo llevan inevitablemente al fascismo.
Vamos a recordar también que hoy 8, se cumple un año más del día aquél en que fue hecho prisionero Antonio Gramsci, por el fascismo ¿no?
En cuarenta años de existencia este Partido nunca ha tenido una vacilación en la defensa de estos principios y en su combate especialmente contra todas las fuerzas fascistas que en la década del 30 al 40 gozaban de tanto prestigio y se extendían en nuestro hemisferio. Combatimos así a la Falange española, al rexismo belga, al fascismo italiano y el nazismo alemán.
Resistiremos en el frente de Aragón, ante las hordas fascistas aragonesas, y nos dirigimos a los hermanos de Madrid para decirles que resistan, pues los milicianos de Cataluña sabrán cumplir con su deber, como cuando se lanzaron a las calles de Barcelona para aplastar al fascismo.
¿Hay alguna democracia que resista estas tasas de inflación, la escasez y el mercado negro? ¿Es fascismo y golpismo denunciarlo? ¿Acaso el deber de un partido político es silenciar estos hechos?
En el frente, como en las trincheras, hay un pensamiento, sólo un objetivo. Se mira fijo, se mira adelante, con el sólo propósito de aplastar al fascismo.