fariña

fariña

s. f. Amér. Merid. Harina gruesa de mandioca.

fariña

 
f. Harina gruesa de yuca.
Traducciones

fariña

SF (Perú, Cono Sur) → coarse manioc flour
Ejemplos ?
-Amigo -díjole-, yo soy el que buscas, ¿quién eres y qué es lo que deseas? -Me llamo Juan Fariña, y quiero trabajar en la mina -fue la breve contestación del interpelado.
Desde aquel día quedó Fariña incorporado al personal de la mina, conquistándose muy luego la reputación de obrero inteligente y valeroso.
Y Paco Fariña le decía: — No vayas. No seas zonzo. El señor te va a castigar. Fariña volteó a ver a Grieve y este Grieve le enseñó también a él los puños, refunfuñando no sé qué cosas, a escondidas del profesor.
— ¿Cuánto? –le preguntó Fariña. — Como cuatro pesetas. Fariña dijo al profesor en voz alta: — Paco Yunque dice que su mamá tiene también mucha plata.
Le señaló un rincón, cerca de la pizarra de ejercicios. Paco Fariña, se levantó entonces y dijo: — Grieve también ha llegado tarde, señor.
En el sitio donde las filtraciones eran más copiosas, gruesas vigas que descansaban sobre sólidas pilastras sostenían la techumbre. Junto a uno de estos soportes detúvose Fariña, extrayendo detrás de él una enmohecida barrena de carpintero.
Humberto Grieve, desde su banco del otro lado del salón, miraba con cólera a Paco Yunque y le enseñaba los puños, porque se dejó llevar a la carpeta de Paco Fariña.
Ahora le va a pegar, porque le estaba enseñando los puñetes y le miraba con ojos blancos. Yunque le dijo a Fariña: — Me voy a la carpeta del niño Humberto.
— ¡Señor! –gritó Fariña– Ahí, ese Grieve me está enseñando los puñetes. El profesor dijo: — ¡Psc! ¡Psc! ¡Silencio!... ¡Vamos a ver!...
Paco Yunque empezaba a volver un poco de su aturdimiento. Pensó en su casa y en su mamá. Le preguntó a Paco Fariña: — ¿A qué hora nos iremos a nuestras casas? — A las once.
Al dar con él, se le acercó y le dijo imperiosamente: — Ven a mi carpeta conmigo. Paco Fariña le dijo a Humberto Grieve: — No. Porque el señor lo ha puesto aquí.
— ¡Señor! –gritó entonces Fariña–, Grieve se está llevando a Paco Yunque a su carpeta. El profesor cesó de escribir y preguntó con voz enérgica: — ¡Vamos a ver!