Ejemplos ?
La primera aparición de la frase soprano maschio (soprano masculino), que también podría significar falsetista, se produjo en el texto Due Dialoghi della Musica, de Luigi Dentini, un sacerdote oratoriano, publicado en Roma en 1553.
Eso hace que para los coros de aficionados actuales, las voces graves sean muy graves y que las voces agudas sean el equivalente de una Contralto femenina, que es la altura máxima a la que podía llegar razonablemente un falsetista.