falo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con falo: falico

falo

(Del lat. phalus < gr. phallos.)
1. s. m. ANATOMÍA, ZOOLOGÍA Pene, órgano sexual de copulación en el hombre y los mamíferos mayores.
2. MICOLOGÍA Variedad de hongo de forma fálica, color blanco y olor repelente.
NOTA: Nombre científico: (Phallus.)

falo

 
m. anat. Pene.

falo

('falo)
sustantivo masculino
órgano reproductor del hombre y de algunos animales de sexo masculino Las estatuas de la cripta tenían grandes falos erectos.
Sinónimos

falo

sustantivo masculino
pene*, miembro viril, verga, cola (col.), pito (col.), polla (malsonante), picha (col.), minga (col.), cipote (malsonante), pilila (col.), carajo (malsonante), chorra (malsonante), pijo.
Traducciones

falo

Фалос

falo

阴茎

falo

陰莖

falo

Fallos

falo

SMphallus

falo

m. phallus, the penis.

falo

m phallus
Ejemplos ?
Manín tenía en casa a su madre, Rosenda, a su mujer, María Chinta de Pin de Pepa, dos hijas casaderas, y un hijo, Falo (Rafael), licenciado del ejército del arma de caballería.
Y Manín, con cierto desdén, se encogió de hombros, y dijo entre dientes: -¡Bah! como quieras... todavía no se sabe si Falo encontrará algo que convenga. Siempre hay tiempo.
Y era como una esperanza en la familia que Falo se volviera sin el animal que había ido a comprar, y que estaba pidiendo a gritos (a gritos rojos) el carricoche tumbado sobre las varas, a la puerta.
Falo comprendió que él o nadie podía llevar a cabo la peligrosa empresa de meter en casa una boca más, de costumbres desconocidas y de utilidad no demostrada.
Toda la familia se mostraba de antemano recelosa contra el intruso, antes de que este viniera, en cuanto Falo se despidió, camino de la feria.
Volvió Falo jinete en una yegua. Era de buena alzada, torda, cabeza fina, de buen andar, airosa al sacudir los remos y nada espantadiza.
El Artillero le conoció a Falo, en cuanto le vio contemplando la yegua que él montaba, que el de caballería se había enamorado de ella.
Falo, mucho tiempo después, comprendió por qué le había hecho tanta gracia; se parecía a un caballo que a él le habían matado los carlistas en una célebre carga.
gollerías, golosinas. Pasaron días, y el sordo rencor de todos, menos Falo, contra la Chula, la yegua torda, iba a más en vez de aplacarse.
Falo pasaba cerca de ella horas y horas, limpiándola, acariciándola, como para consolarla de aquellos desdenes y de las raciones no muy abundantes.
La Chula empezó a adelgazar. Junto a un corvejón le salió un bulto duro. Falo, lleno de terror, ocultó a Manín y a las mujeres el triste descubrimiento.
Llegó la cuesta de la Grandota, ¡prueba formidable! La Chula, discretamente fustigada por Falo, emprendió la subida a trote largo.