fallecido

fallecido, a

s. Persona muerta número de personas fallecidas en la explosión se eleva a cinco.
Traducciones

fallecido

/a
A. ADJdeceased, late
B. SM/Fdeceased
Ejemplos ?
El gobierno lo reconoció con una medalla al mérito que no se pudo entregar a alguien, pues el fallecido no tenía familiares cercanos y le erigió una estatua en medio del bosque.
Quiero mencionar el listado del personal fallecido del destacamento móvil 2, Rosario, de Gendarmería Nacional Argentina, en el accidente de tránsito del 26 de junio del 2012.
“Ignorábamos – dice – la actuación en Chile del doctor Zudáñez y debemos al profesor señor Ferreiro los interesantes datos de su inteligente participación en la Constituyente de 1828, la confección del Código Político Uruguayo y de haber fallecido en 1832 cuando ejercía la presidencia del Tribunal Supremo de Justicia” .
Aludimos, como ya se habrá advertido, a la “Biografía” de su casi contemporáneo José Rivera Indarte, fallecido en Santa Catalina (Brasil) el 19 de agosto de ese año.
¡Quien pudiera vertir por todos los poros de mi cuerpo la sangre que circula por sus venas, no solo para llorar dia y noche los que han fallecido de mi pueblo, sino para bendecir las interminables misericordias del Señor!
Utilizando una frase de mi amigo ya fallecido, el sociólogo boliviano René Zavaleta, ésta forma parte del “momento constitutivo” de las naciones latinoamericanas, que se prolonga hasta bien entrado el siglo XX en algunos casos.
Los cadáveres no podrán ser incinerados más que si imperiosas razones de higiene o la religión del fallecido lo requieren, o si éste expresó tal deseo.
84.- Se entenderá faltar el padre o la madre u otro ascendiente, no sólo por haber fallecido, sino en todo caso de incapacidad legal.
- Conque ¿decías...? -replicó el primero-. - ¡Ah! ¡Sí! Que el cabo López ha fallecido... -respondió el miguelete pálido-. - Manuel... ¿Qué dices?
126.- Pago a herederos por fallecimiento.-Las sumas adeudadas por remuneraciones al servidor o trabajador que hubiere fallecido, se pagarán a sus legítimos herederos.
Este milagro hizo en Lima más ruido que una banda de tambores, y fué más sonado que las narices. Fallecido fray Martín en Noviembre de 1639, á los sesenta años de edad, nadie se quedó en mi tierra sin reliquia de un retacito del hábito ó de la camisa, ó por lo menos sin una pulgarada de tierra extraída de la sepultura, tierra que guardaban en un saquito de terciopelo, y que, á guisa de relicario, llevaban los crédulos devotos pendiente del cuello.
Cuando fallecido el monarca estalló la guerra civil, don Leandro renunció el cargo que servía y fué á incorporarse en el ejército carlista.