faldero

faldero, a

1. adj. Que tiene relación con la falda.
2. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que se dedica a hacer faldas.
3. adj./ s. Que gusta de estar entre mujeres es un chico muy faldero, todas sus amistades son femeninas.

faldero, -ra

 
adj. Relativo a la falda.
fig.Díc. del hombre que gusta de frecuentar la compañía femenina.

faldero, -ra

(fal'ðeɾo, -ɾa)
abreviación
que se relaciona con muchas mujeres para seducirlas un joven faldero
Traducciones

faldero

ADJ
1. (= mujeriego) hombre falderoladies' man
es muy falderohe's a great one for the ladies
2. (= sumiso) perro falderolapdog
Ejemplos ?
l spaniel japonés o Chin (狆)es una raza canina que de acuerdo al estándar FCI es originaria de Japón. Se trata de un perro faldero muy fácil de distinguir.
Después, vende su alma al diablo siendo Dude Love, el perrito faldero de Vince Mcmahon, que se empeñaba en quitarle el título de la WWE a Stone Cold Steve Austin, luchando contra él en Unforgiven 98 y Over the Edge 98 perdiendo en ambas.
2 (1966) Culembé Rosa Elena Mi Negocio Es Con las Mujeres Merembé Dolores, la Buena Moza Alevántate Con el Alma Tócame la Sinfonía Petronila Pa' los Cubanos Perro Faldero Monte Adentro Salsa Explosiva (1970) Después Te Explico Llévame Contigo Las 40 Juanita Morel Ritmo Sabroso Guaguancó Moderno Si Hay Que Darle...
En 1856, «Stonehenge» (seudónimo de John Henry Walsh, editor de The Field), escribiendo en el Manual of British Rural Sports todavía dividía a los beagles en cuatro variedades: el medio, el enano o «faldero», el fox beagle (una versión más pequeña y lenta del foxhound) y el de pelaje áspero o beagle terrier, que él clasificó como una mezcla de cualquiera de las otras variedades y una de las variedades de terrier escocesas.
Él también lleva una doble vida, pero esta vez con múltiples mujeres, aunque en casa obedece en todo a su esposa como un perrito faldero.
Mientras los hombres y Mimì beben y comen en el café, aparece Musetta, ex de Marcello, acompañada de su rico (y envejecido) admirador, el ministro del gobierno, Alcindoro, a quien ella trata como si fuera un perrillo faldero.
Ello dirás, lector, que nada tenía de maravilloso; pero es el caso que el faldero traía un collarín de oro macizo con brillantes como garbanzos.
¡Malhaya el perro hermosote, el gordo cuadrúpedo, danés, king-charles, dogo o faldero, tan encantado consigo mismo, que se lanza indiscretamente a las piernas o a las rodillas del visitante, como si estuviera seguro de agradar, turbulento como un niño, necio como una loreta, a veces arisco e insolente como un criado!
Volvamos a la Castellanos. Era moda que toda mujer que algo valía tuviese predilección por un faldero. El de Marujita era un animalito muy mono, un verdadero dije.
Los que nos atropellaban, parecían haber querido formar, entre todos, como un muestrario de las veinte razas que se podrían haber cruzado, en cien leguas en contorno; pues en ellos había de todo: hocico de zorro, miradas de lobo, dientes de mastín, cabezas de galgo, orejas de pointer, piernas torcidas de rastrero, boca enorme de danés, tamaños de faldero y de terranova, pelo de ovejero, colas peladas y otras peludas.
¿Qué habrá en el mundo que pueda interesar más a un suscriptor de un periódico que el número de condes y marquesas que tratan con distinguida franqueza al mimado revistero H o B; que el diálogo de un baboso con una mocosuela, y los grados de palidez de la bella señorita de Tal, respecto de la robustez de la misma en la noche anterior; y si la graciosa baronesa de X se prepara a conceder su blanca mano al simpático e ilustrado marquesito de I, muy conocidos, por supuesto, en sus respectivas casas; y la jaqueca de la respetable señora de A, justamente agravada con la muerte repentina de su querido faldero americano...
Quédese vicio tal para la jea que no tiene noviazgo en candelero y que, con el cigarro y el faldero, su doncellez impávida pasea.