falangista

falangista

1. adj. POLÍTICA Del falangismo.
2. s. m. y f. POLÍTICA Persona partidaria del falangismo.
3. s. m. HISTORIA Soldado de la falange, cuerpo de infantería del ejército griego.

falangista

 
adj. polít. Relativo al partido denominado Falange Española.
com. Partidario de dicho partido.
Traducciones

falangista

falangista

falangista

Falangist

falangista

Falangist

falangista

ADJ & SMFFalangist
Ejemplos ?
Nada tiene que ver con el amarillismo ni de la defensa de los intereses del empleador que es, claramente, inconsecuente); a veces se acusa a sindicatos de empresa de ser amarillos, o se usa el término de forma despectiva para calificar a sindicatos o centrales sindicales a los que se ve como poco combativos. También tiene importancia histórica en la España del franquismo el sindicato falangista.
Estaba previsto que en un principio, antes de que empezasen a hacerse efectivas las sanciones a que diera lugar el bando de Estado de Guerra, debían consentirse ciertas revueltas generadoras de caos social a cargo de comandos civiles armados (pioneros o pistoleros), lo que el falangista Dionisio Ridruejo postuló como «represión informal y espontánea».
Uniforme: a imitación del partido único durante la época franquista (FET y de las JONS), Fuerza Nueva utilizó la camisa azul mahón falangista y la boina roja del Carlismo.
11 de agosto: Carlo Mense, pintor alemán (n. 1886). 11 de agosto: Honorato Martín-Cobos, abogado y político falangista (n. 1903).
Dentro del aparato Queipo hizo dos enemigos más poderosos que él: el general Varela y Serrano Súñer falangista y ministro de la Gobernación.
Esta consiga del partido jefaturizado por el comunista chileno Marmaduque Grover, el cerebro inspirador del PIR, que fuera invitado a presidir su Primer Congreso, fue luego secundada en Bolivia mediante circular reservada del Buró Político del PIR, instruyendo las medidas que debìan adoptarse y sugerirse para terminar "con el terrible peligro falangista".
Dicha circular contempla los siguientes puntos: a)"Destruir los órganos de prensa de FSB para impedir que la propaganda nazi-falangista siga sembrando especies calumniosas contra nuestro partido".
Mediante USAID (Agencia norteamericana con el membrete de ayuda para el desarrollo) llegó al país en el año de 1964, el General Jacob Jackson de las fuerzas especiales norteamericanas, quien había entrenado a las tropas estadounidenses durante la guerra de Vietnam. Fue enviado a Bolivia para dirigir las operaciones militares contra la guerrilla falangista de Alto Paraguá.
A su vuelta, sin embargo, se enfrentó con el régimen del general Francisco Franco, porque el dictador se comportaba como un gobernante revanchista que, más que seguir las líneas de la revolución falangista, se entregaba a las corrientes más conservadoras y pretendía destruir a los adversarios.
Participó como falangista en el bando de Franco, pero ya desde 1941 su distancia con el nuevo régimen se iniciaba, consumándose al año siguiente con la dimisión de sus cargos.
Fueron las pioneras en adoptar el símbolo de las cinco flechas entrecruzadas en un yugo o junta, así como el lema "¡ España Una, Grande y Libre!" y "¡ Arriba los valores hispánicos!", grito precursor del posterior "¡Arriba España!" falangista.
Orientado a la literatura y ambicioso, puso en marcha en plena autarquía un mecanismo que el poeta falangista Dionisio Ridruejo definió como «estrategia de la fama, el culto a la personalidad y la voluntad imperativa».