facha


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con facha: fascia

facha

(Del ital. faccia, cara.)
1. s. f. coloquial Aspecto exterior no me gusta la facha de esos tipos. fachada
2. coloquial Mamarracho, adefesio llegó hecho una facha. adefesio, esperpento
3. Chile Actitud de fachenda, jactancia o presunción.
4. s. f. pl. Méx. INDUMENTARIA Y MODA Disfraz, vestido o máscara que se utiliza en fiestas o carnavales.
5. adj./ s. m. y f. POLÍTICA coloquial Del fascismo o partidario de él.
6. facha a facha loc. adv. Cara a cara, en presencia del otro tengo que hablar con él facha a facha.
7. ponerse en facha NÁUTICA coloquial 1. Ponerse en disposición conveniente para una cosa. 2. Parar la marcha de una nave haciendo obrar las velas en sentidos contrarios.

facha

 
f. fam.Traza, figura, aspecto.
Mamarracho, adefesio.
com. fam.Fascista.
Facha a facha. Cara a cara.
Ponerse en facha.fig. Ponerse en disposición conveniente para una cosa.
Sinónimos

facha

sustantivo femenino
1 (col. o irón.)aspecto*, figura, apariencia, pinta (col. o irón.), traza, semblante.
2 (desp.)mamarracho, adefesio, birria.
Por ejemplo: siempre va hecho una facha.

facha:

mamarrachoporte, pinta, apariencia, traza, catadura, figura, espantajo, adefesio, esperpento, estampa,
Traducciones

facha

sight

facha

1 SF
1. (= aspecto) → look; (= cara) → face
la tarta tiene buena fachathe cake looks really good
esos individuos tienen una mala fachathat bunch look a bit dodgy
¿adónde vas con esa facha?where are you going looking like that?
tener facha deto look like
tiene facha de polihe looks like a copper
tiene facha de buena gentehe looks OK
2. (pey) estar hecho una fachato look a sight, look terrible fachas (Méx) → slovenly dress sing
3. ponerse en facha (Náut) → to lie to

facha

2
1. ADJ (Esp) → fascist
2. SMF (Esp) → fascist
Ejemplos ?
Compasión me daba ver a Manolo pendiente de los antojos de ese escuerzo, y a veces se me ocurría aconsejarle que buscase otro hijo de mejor facha, aunque fuese en la Inclusa.
Luego verá, ño Severo, un potrillo pangaré, lindo, que le trajiné a un inglés, que fue chasquero: Y salía cola alzada ajuera continuamente, y de ahi volvía caliente a presumir en la Aguada: Aonde se apea y se cuela atrás de cualquier muchacha, a pesar que tiene facha de más zonzo que su agüela...
Puesto en facha disparó, retumba el monte al estallo, Michín maltrátase un callo y se chamusca el bigote; pero tronchado el cogote, cayó de redondo el gallo.
Media ciudad me conoció viéndome sobre el tablado, y hasta hubo periodistas que, como son peor que una epidemia (usted dispense), averiguaron mi vida, presentándonos en letras de molde a mi y a mi familia, como si fuéramos bichos raros, y afirmando con admiración que teniamos facha de personas decentes.
Pero de esto no se dio cuenta el hijo de Manín de Chinta por de pronto. Le gustó la yegua, pensaba él, porque sí, porque tenía buena facha, buen color, andaba bien y no se espantaba.
Pero apenas se aproximaban a la cueva del dragón, sacaba este el morro, se ponía en facha para acometer, y partiendo en línea recta, veloz como un rayo, a este quiero y al otro no, mordisco aquí y zarpazo allá, desbarataba el grupo; escapaban los menos, y el reto paraba en el fondo del negro agujero, sirviendo de pasta a la fiera para toda la semana.
Y de su gallardo padre a la sombra, parecía un lirio fresco y lozano que nace al pie de una encina. Este extraño personaje, con esta criatura linda, taciturno paseaba con facha contemplativa.
Y de aquella estancia en medio, de tablas con sangre sucias se ve un lecho, y sus cortinas son cuerdas, garfios, garruchas. En torno de él, dos verdugos de imbécil facha y robusta, de un saco de cuero aprestan hierros de infaustas figuras.
Por su carácter era un ángel, y por su facha, a no ser tan bondadoso, hubiera parecido un demonio, aunque por lo feo y pequeñuelo no dejaba de parecer un duende.
En vez de dormir sosegadamente, con el profundo sueño protegido de los niños felices que de día juegan al sol, aquel niño se abrasaba a medianoche en la atmósfera envenenada de un teatro, y luchaba para hacer reír a la multitud, para hacer reír a otros niños grandes en sus palcos. ¿Y cómo no había de hacer reír con aquella facha diminuta y ridícula, con aquellos gestos de miseria y de desesperación?
Los reseros que le compran novillos, cada año demuestran por ellos menos interés. «Son muy criollos», dicen, y se ríen de sus astas y de su facha.
Peor que ahora, imposible. ¿Qué demonios es esto? ¿Dónde me presento yo con esta facha? Yo tengo muy buenas relaciones. Hoy mismo debo asistir a dos veladas.