fabela

Traducciones

fabela

f. fabella, sesamoid fibrocartilage that can develop in the head of the gastrocnemius muscle.
Ejemplos ?
Tanto uno como el otro de estos artículos excluyen, frente a la agresión, la neutralidad, que el Pacto por lo demás ignora en su espíritu mismo, en lo que concierne a los Estados miembros de la Sociedad de las Naciones." Y en cuanto a nuestra referencia relativa a la Convención de La Habana, decía: "El señor Isidro Fabela recuerda hoy una Convención caída tal vez en el olvido...
Por todo lo anterior, señor Presidente, creemos que el mundo está pendiente en estos momentos del juego trascendental de la diplomacia de Londres y París, que está tratando de hacer ahora, tardíamente, lo que debió haber hecho mucho antes de septiembre de 1938. Fuente: Isidro Fabela.
Como no quisiera, señor Presidente, que esta carta se retarde en llegar a sus manos, aquí la termino, prometiéndome enviarle, muy en breve, la segunda parte de mi informe, que se refiere a la actitud del Gobierno republicano desde la evacuación de Cataluña hasta ahora, así como las causas determinantes de la derrota del ejército leal, según el parecer de los mismos españoles a quienes me fué dado entrevistar. Fuente: Isidro Fabela.
on Isidro Fabela nació el 29 de junio de 1882 en Atlacomulco, Estado deMéxico, en la casa Nº 1 de la antigua plaza Principal, hoy Jardín Hidalgo.
México tiene pan, tiene paz, tiene juventud, tiene aliento, tiene optimismo para vivir y triunfar... y triunfará, señor Presidente. Fuente: Isidro Fabela. CARTAS AL PRESIDENTE CÁRDENAS.
El país no se dará por satisfecho -podemos estar seguros- con las tímidas reformas candorosamente esbozadas por el licenciado Isidro Fabela, Ministro de Relaciones del gobierno carrancista, que no tiene de revolucionario más que el nombre, puesto que ni comprende ni siente los ideales de la revolución; no se conformará el país con tan sólo la abolición de las tiendas de raya si la explotación y el fraude han de subsistir bajo otras formas; no se satisfará con las libertades municipales, bien problemáticas, cuando falta la base de la independencia económica, y menos podrá halagarlo un mezquino programa de reformas a las leyes sobre impuesto a las tierras, cuando lo que urge es la solución radical del problema relativo al cultivo de éstas.
El país quiere algo más que todas las vaguedades del señor Fabela, patrocinadas por el silencio del señor Carranza, quiere romper de una vez con la época feudal; que es ya un anacronismo; quiere destruir de un tajo las relaciones de señor a siervo y de capataz a esclavo, que son las únicas que imperan en materia de cultivos, desde Tamaulipas hasta Chiapas y de Sonora a Yucatán.
El señor licenciado Isidro Fabela, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de México en la República de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, fue nombrado recientemente con igual carácter ante el Gobierno del Paraguay, para dejar establecidas las relaciones diplomáticas entre los dos países.
En 1900 ingresó a la Escuela Nacional de Jurisprudencia y compartió nuevamente sus estudios con José Vasconcelos, Alejandro Quijano, Eduardo Colín, Antonio Caso y José de la Garza y, en 1908, obtuvo el título de abogado con la tesis profesional Excepciones Dilatorias. Fabela participó en varios círculos literarios y fue miembro fundador, junto con otros 40 compañeros, del Ateneo de la Juventud en el que participó como secretario de actas.
Hijo de don Trinidad Fabela y de doña Guadalupe Alfaro, Fabela pasó sus primeros años en compañía de sus hermanos y de sus padres entre la Hacienda de El Salto y su pueblo, ahora llamado Atlacomulco de Fabela.
Las obras de pequeña irrigación suman 443, de las cuales concluyeron las presas de Lagunillas, Coahuila, Peñitas, Chihuahua, Huitzuco, Guerrero, Tenasco, Jalisco Baserac, Sonora, Panotla, Tlaxcala, la primera etapa de la Golondrina, Guanajuato, y la sobre elevación de la presa Trinidad Fabela, en el Estado de México.
(1) En las demás cartas se suprime el tratamiento, que era generalmente el mismo. Fuente: Isidro Fabela. CARTAS AL PRESIDENTE CÁRDENAS.