excursión


También se encuentra en: Sinónimos.

excursión

(Del lat. excursio < excurrere, correr afuera.)
1. s. f. Viaje de corta duración o visita a un lugar, generalmente como diversión, aprendizaje o deporte.
2. ASTRONOMÍA Distancia angular de un planeta a la eclíptica.

excursión

 
f. Correría.
Ida a algún paraje para estudio, recreo o ejercicio físico.

excursión

(ekskuɾ'sjon)
sustantivo femenino
viaje de corta duración que se realiza por diversión, deporte o estudio excursión al campo
Sinónimos

excursión

sustantivo femenino
Traducciones

excursión

excursion, outing, trip, sightseeingtrip, hike, run, tour, picnic, raid

excursión

escursione, giro, gita, tour

excursión

Ausflug

excursión

excursão

excursión

екскурзия

excursión

游览

excursión

遊覽

excursión

exkurze

excursión

udflugt

excursión

遠足

excursión

SF
1. (al campo) → excursion, trip, outing
ir de excursiónto go on a trip o an excursion o an outing
excursión a piehike
excursión campestrepicnic
excursión de cazahunting trip
2. (= viaje) → trip, excursion
una excursión a las Alpujarrasa trip o an excursion to the Alpujarras
3. (Mil) → raid
Ejemplos ?
Yo no tomo vino; pero un buen Málaga y un buen Jerez con un café y un chocolate que no se toma en Chile a dos tirones, no nos harán daño después de una excursión por aquellos campos o de un rato de biblioteca.
Examina si no: Taxqueña, Tlaxcala, Xalostoc, Texcoco, Necaxa, Uxmal, Taxco, Tuxtla, Tuxpan, Atlixco, Acoxpan y muchas “max...” ¡Qué excelente excursión por México!
y de mil nombres... los jóvenes volvieron a sus idealizados sueños y continuaron con su excursión, a ciegas... Los guías habían desaparecido hacía mucho tiempo.
Habiendo merecido este proyecto la aprobación de la Sociedad, cumplo hoy el deber de dar cuenta á los señores socios, del resultado de mi excursión, de la que solo presentaré por ahora una breve reseña, dejando para más tarde la relación completa, cuando haya reunido las observaciones hechas en esos parajes durante los años 1873 á 1876.
Otra excursión fue dirigida hacia el Sur á la aguada de los Loros, distante 25 leguas del Carmen de Patagones: desgraciadamente cuando ya habíamos andado una parte del camino, nos sorprendió una tormenta de lluvia y granizo que descompuso en extremo los guadales haciendo sumamente dificultosa la continuación del viaje; además, el vaqueano perdió el rumbo pasando tres días extraviados, sin alimentos.
Una tarde -de esas de celaje de cobalto con franjas de rubí que tiene la primavera en Sevilla-, regresaban los esposos a pie de una excursión al barrio de Triana.
Había sobre tu mesa de trabajo un vaso de antigua mayólica lleno de orquídeas monstruosas; un ejemplar de Tíbulo manoseado por seis generaciones, y que guardaba entre sus páginas amarillentas la traducción que has estado haciendo; el último libro de no sé qué poeta inglés; tu despacho de General, enviado por el Ministerio de Guerra; unas muestras de mineral de las minas de Río Moro, cuyo análisis te preocupaba; un pañuelo de batista perfumado que sin duda le habías arrebatado la noche anterior en el baile de Santamaría al más aristocrático de tus flirts; tu libro de cheques contra el Banco Anglo Americano, y presidía esa junta heteróclita el ídolo quichua que sacaste del fondo de un adoratorio, en tu última excursión, y una estatueta griega de mármol blanco.
¿No ha ocurrido nada desagradable? -¿Qué iba a ocurrir? Una excursión deliciosa... bonitísima... Y ella, entonces, después de mirarle fijamente, rompió a reír a carcajadas...
-¿Y te dice algo interesante? -Me recuerda que he emprendido esta excursión con objeto de ver mundo y de reflexionar. -Y supongo que no habrás dejado de hacerlo.
Así se adormecía el noble señor, hasta que, llegado el crepúsculo, entregaba su alma al loor del Sol. Aquel día, después de la siniestra excursión, Sumaj Majta había penetrado mudo, en su castillo.
Excelentísimo Señor: El misionero apostólico Don Rafael Andreu y Guerrero, obispo auxiliar electo de Chile, Charcas, Arequipa y Córdoba del Tucumán, describiendo el puerto, costas y territorio del Paposo y desierto de Atacama sobre el mar del Sur, expuso en representación de 27 de junio de este año las proporciones que ofrece para ganados, cosechas de granos y semillas, caza de vicuñas, explotación de metales, pesca de congrio y de ballena; refirió los temores y precauciones con que ha vivido en aquel paraje cinco años, convirtiendo á vida civil y cristiana á sus naturales, recelando una excursión de corsarios ingleses durante la última guerra que habían puesto en el mayor conflicto los Reinos del Perú...
En mi excursión por el país acabo de sentir las vibraciones del alma nacional, he auscultado sus palpitaciones y sus más nobles anhelos y, aunque modestísimo soldado de una gran causa, me siento irresistible a impulso de las grandes aspiraciones populares.