excremento

(redireccionado de excrementos)
También se encuentra en: Sinónimos.

excremento

(Del lat. excrementum, cernedura, secreción < excernere, separar cribando.)
1. s. m. Residuos de la comida que, después de hecha la digestión, expulsa el cuerpo por el ano. heces
2. Secreción despedida por la nariz, la boca u otras vías del cuerpo.

excremento

 
m. fisiol. Materia fecal.

excremento

(ekskɾe'mento)
sustantivo masculino
materia compuesta de residuos alimenticios que el organismo expulsa por el ano El excremento animal sirve de abono para las plantas.
Sinónimos

excremento

sustantivo masculino
1 heces, caca (infant.), deposición*, hienda, cagada.
2 estiércol, fiemo (Andalucía, Aragón, Navarra y Rioja).
Traducciones

excremento

excrement, cast, dung, stool

excremento

excrément

excremento

Exkrement

excremento

uitwerpselen

excremento

excrementos

excremento

περιττώματα

excremento

екскременти

excremento

粪便

excremento

糞便

excremento

ekskrementer

excremento

צואה

excremento

배설물

excremento

avföring

excremento

SMexcrement

excremento

m. excrement, feces.

excremento

m excrement, stool
Ejemplos ?
Recibe a treinta mujeres en un día y a todas las hace cagar en su boca, se come los excrementos de tres o cuatro de las más bonitas.
(Décimo cuarto) Empleadas así estas horas y concluida la digestión eliminaba los excrementos naturales y volvía a su principal estudio durante tres horas o más, tanto a repetir la lectura matutina como a proseguir en el libro comenzando, como a escribir, componer y formar pasajes de literatura latina.
Ruge y grita como un animal y eyacula aullando. La prostituta debe cagar, él come sus excrementos en el suelo. Aquella misma noche el obispo desvirga a Narciso, que es entregado también la misma noche para no perturbar la fiesta del 23.
Así, el sueño de estímulo intestinal hace andar al sujeto por calles cubiertas de excrementos, y el de estímulo vesical le conduce junto a una rápida corriente de agua.
"Sin duda su amante lo hace —me dije—; no debo ser más remilgada que ella." Hundí tres dedos en el cenagoso orificio que se me presentaba; nuestro hombre se siente en las nubes, se sumerge en sus propios excrementos, chapotea en ellos, se alimenta de ellos, una de sus manos sostiene la vasija, la otra sacude una verga que se muestra majestuosamente entre sus muslos; yo multiplico mis cuidados, que tienen éxito, me doy cuenta, cuando aprieto su ano, que los músculos erectores están a punto de lanzar el semen, no me conturbo, la ensaladera se vacía y mi hombre descarga.
Le toca el turno a esta historia y debe conservar el lugar que le corresponde: El héroe de la aventura era un viejo brigadier de los ejércitos del rey; había que desnudarlo del todo, después fajarlo como a un niño y, estando así, yo debía cagar en un plato ante él y hacerle comer mis excrementos con la punta de los dedos, como si fuese una papilla.
Echa pedos y los hace echar dentro del cáliz, se orina en él y obliga a hacer lo mismo, se caga y hace cagar en él, y termina por eyacular dentro del mismo. 63. Hace que un muchacho se cague sobre la patena y él come los excrementos mientras el niño le chupa la verga. 64.
Sus hermosos cabellos, que cuando entró allí eran como hebras de oro, blancos como la misma nieve, enredados y llenos de animalejos, que de no peinarlos se crían en tanta cantidad, que por encima hervoreaban; el color, de la color de la muerte; tan flaca y consumida, que se le señalaban los huesos, como si el pellejo que estaba encima fuera un delgado cendal; desde los ojos hasta la barba, dos surcos cavados de las lágrimas, que se le escondía en ellos un bramante grueso; los vestidos hechos ceniza, que se le veían las más partes de su cuerpo; descalza de pie y pierna, que de los excrementos de su cuerpo...
Hace que una muchacha le cague en la boca, sin comerse los excrementos y, entretanto, otra mujer le chupa el miembro y le masturba el trasero; él caga mientras eyacula en la mano de la que lo socratiza.
Caga delante de cuatro mujeres, exige que ellas lo contemplen y lo ayuden a hacerlo; luego quiere que se repartan y se coman sus excrementos, después cada una de ellas hace una cagada.
En consecuencia, la queman en los brazos y en los muslos en seis lugares, le arrancan dos dientes, la azotan, obligan a Jacinto, que la ama y que es su marido según las disposiciones voluptuosas de las que se ha hablado antes, lo obligan, digo, a cagarse en la boca de Fanny y a ésta a comerse los excrementos.
De un modo totalmente análogo encubren los sueños de estímulo intestinal el simbolismo correspondiente y confirman simultáneamente la conexión de los conceptos oro y excrementos, de la cual testimonian también numerosos datos de la psicología de los pueblos.