excentricidad

(redireccionado de excentricidades)
También se encuentra en: Sinónimos.

excentricidad

(Derivado de centro.)
1. s. f. Carácter y modo de ser de las personas raras o extravagantes. extravagancia
2. Dicho o hecho raro o anormal su última excentricidad es llevar un loro en el hombro. extravagancia
3. GEOMETRÍA Distancia que hay entre el centro de la elipse y uno de sus focos.
4. Situación de lo que está fuera o alejado de su centro.

excentricidad

 
f. Calidad de excéntrico (extravagante).
Dicho o hecho excéntrico (de persona).
Calidad de lo que está fuera de su centro.
geom. excentricidad de una cónica Relación entre la distancia de los puntos de la cónica a un punto y una recta fijos, llamados respectivamente foco y directriz.

excentricidad

(eksθentɾiθj'ðað)
sustantivo femenino
1. cualidad de la persona que llama la atención por su comportamiento poco común La excentricidad de ciertos artistas es legendaria.
2. dicho o hecho de este tipo de personas Entre sus amigos no hay quien aguante más sus excentricidades.
Sinónimos

excentricidad

sustantivo femenino
Traducciones

excentricidad

eccentricity

excentricidad

Exzentrizität

excentricidad

excentricité

excentricidad

Эксцентриситет

excentricidad

excentriciteit

excentricidad

excentricidade

excentricidad

偏心

excentricidad

偏心

excentricidad

excentricitet

excentricidad

偏心

excentricidad

excentricitet

excentricidad

SFeccentricity
Ejemplos ?
El monarca le concedió una pensión anual y le mantuvo ocupado con diversos encargos, pero se vio obligado a marcharse en 1545 debido a sus discusiones con la amante del rey, Madame d'Étampes, a las rivalidades con los artistas locales y a sus propias excentricidades, y regresó a Florencia.
Nos separamos muy cordialmente y, después de acompañar a Traddles hasta su puerta y mientras volvía solo a casa, entre otros pensamientos extraños y contradictorios que me vinieron a la imaginación, pensé que probablemente era a causa del recuerdo de compasión por mi infancia abandonada por lo que míster Micawber, con todas sus excentricidades, no me había pedido nunca dinero.
Siempre se ha observado que las excentricidades personales de individuos dentro de grandes conjuntos tienen una asombrosa tendencia a equilibrarse y complementarse mutuamente, y este principio está sorprendentemente ilustrado en nuestro sistema de elección de ocupación y área.
No presentaba señal alguna de violencia, y la profundidad del agua era sólo de dos pies, y por eso el Jurado, teniendo en cuenta sus conocidas excentricidades, dictó veredicto de suicidio.
Asombra á los que vivimos sumergidos en este pantano el remolino de escuelas, sectas y agrupaciones que se hacen y deshacen en otros países, donde pululan conventículos, grupos, revistas, y donde entre fárrago de excentricidades borbota una vida potente.
Creo que empezaba a darme cuenta de que, a pesar de todas sus excentricidades y extrañas fantasías, era una persona que merecía respeto y confianza.
Lejos de eso: hasta sus excentricidades y sus frecuentes arranques de insubordinación, nacidos de la altivez cerril de su carácter, me son simpáticos.
Cuando la conquista de Granada, hubo un Quirós tan principal y valeroso que los Reyes Católicos lo llamaban el rey chiquito de Asturias. Refiéranse de Quirós, el de Potosí, excentricidades que hacen el más cumplido elogio de su carácter y persona.
Sin embargo, como era por muchas razones mi mejor empleado y siempre antes de las doce el ser más juicioso y diligente, y capaz de despachar numerosas tareas de un modo incomparable, me resignaba a pasar por alto sus excentricidades, aunque, ocasionalmente, me veía obligado a reprenderlo.
Y como los paroxismos de Turkey sólo se manifestaban después de mediodía, nunca debí sufrir a la vez las excentricidades de los dos.
Diego do Arellano, uno de los hombres que en la culta capital del virreinato daba, por sus excentricidades y escándalos, asunto a los corrillos de los desocupados.
Respirando una atmósfera propia que parece rodearles, como una muralla impenetrable a los ojos profanos, habitan un mundo ignorado de todos, y mientras las modernas gentes se ríen de su apariencia carcomida y haraposa, y de aquellos usos ya perdidos que ellas guardan cuidadosamente como un precioso tesoro; mientras las personas sensatas y cuerdas murmuran, sin duda con intención moralizadora, de las rarezas y excentricidades de esos entes que viene a mezclarse entre ellas como una tela sucia entre sus ropas domingueras...