evangelio

(redireccionado de evangelios)

evangelio

(Del lat. evangelium < gr. evangelion.)
1. s. m. RELIGIÓN Historia de la vida y doctrina de Jesucristo y libro que las contiene antes de acostarse lee el evangelio; le regaló un evangelio ilustrado.
2. RELIGIÓN Cada uno de los cuatro primeros libros del Nuevo testamento, escritos por los evangelistas y el conjunto de estos libros es un pasaje del evangelio de san Mateo.
3. RELIGIÓN Fragmento de estos libros y parte de la misa en que se lee.
4. coloquial Verdad indiscutible en aquella casa la opinión del padre es el evangelio.

evangelio

  (de Evangelio)
m. Hechos y narraciones que anuncian la salvación de Dios acaecida en Cristo.
Doctrina de Jesucristo.
Verdad que no admite discusión.

Evangelio

  (del l. evangeliu < gr. euangélion, buena nueva)
bib. Cada uno de los libros canónicos que refieren la vida, doctrina y milagros de Jesucristo, los cuales forman parte del Nuevo Testamento y, por ext., conjunto de estos libros.

evangelio

(eβan'geljo)
sustantivo masculino
1. religión libro del Nuevo Testamento que relata la vida y enseñanzas de Jesús El Nuevo Testamento posee cuatro evangelios.
2. religión conjunto de estos cuatro libros El evangelio está compuesto por los evangelios sinópticos y el evangelio de Juan.
3. religión doctrina de Jesús predicar el Evangelio
Traducciones

evangelio

gospel

evangelio

vangelo

evangelio

evangelium

evangelio

evangelium

evangelio

evangelium

evangelio

Evangelium

evangelio

evankeliumi

evangelio

évangile

evangelio

evanđelje

evangelio

福音

evangelio

복음

evangelio

evangelie

evangelio

ewangelia

evangelio

evangelho

evangelio

gospel

evangelio

คำสอนของพระเยซู

evangelio

incil

evangelio

sách Phúc âm

evangelio

福音

evangelio

福音

evangelio

הבשורה

evangelio

SMgospel
el Evangelio según San Juanthe Gospel according to St John
se aceptan sus ideas como el evangeliohis ideas are accepted as gospel truth
lo que habla es el evangeliohe speaks the gospel truth
Ejemplos ?
Quien hace un juramento frente a los Evangelios es porque, en ese momento al menos, piensa cumplirlo; esa es la posición de Caracas.
En cuya virtud, puestos de rodillas los señores vocales, prestaron juramento en manos del señor alcalde presidente, por Dios Nuestro Señor, la Santa Cruz y Sagrados Evangelios, ofreciendo cumplir bien, fiel y legalmente sus respectivas diputaciones, y ratificando la defensa de nuestra santa religión, sin permitir otra, fidelidad y vasallaje al señor don Fernando Séptimo, nuestro amado soberano, y conservar estos lugares para él mismo, sacrificándose gloriosamente por la patria.
Firme en esta idea, había decidido no volver a decir palabra sobre el asunto a nadie, ni por nada, pero lo haré hoy por satisfacer a vuestra curiosidad, y a fe, a fe que después de todo, si el diablo me lo toma en cuenta y torna a molestarme en castigo de mi indiscreción, buenos evangelios llevo cosidos a la pelliza y con su ayuda creo que, como otras veces, no me será inútil el garrote.
Las quatro fuentesclaras que del prado manaban, Los quatro evangelios esso significaban, Ca los evangelistas quatro que los dictaban, Quando los escriben, con ella se fablaban.
Por la cruz de su espada y por los Santos Evangelios han jurado muchas veces defender y conservar lo que luego han atropellado más de dos personajes que han tomado parte en la flamante obra constitucional, no obstante haber consentido en que se lo demandase Dios si llegasen a ser perjuros.
nombrado presidente (o vicepresidente) de los Estados-Unidos mexicanos, juro por Dios y los santos Evangelios, que ejerceré fielmente el encargo que los mismos Estados-Unidos me han confiado, y que guardaré y haré guardar exactamente la constitución y leyes generales de la federación».
Y dejo en el tintero que los evangelios, aplicados sobre el estómago, eran una excelente cataplasma; y nada digo de los panecillos benditos de San Nicolás, ni de las jaculatorias contra el mal de siete días, ni de los globulillos de cristal que vendían ciertos frailes para preservar a los muchachos de encanijamiento o de que los chupasen brujas.
(aquí su nombre) por la gracia de Dios y la Constitución de la Monarquía española, Rey' de las Españas; juro por Dios y por los santos Evangelios que defenderé y conservaré la religión católica...
Y, en efecto, como, después de comenzada por mandato del pontífice Dámaso la correccíón del Nuevo Testamento, algunos «hombrecillos» le echaran en cara que había intentado «enmendar algunas cosas en los Evangelios contra la autoridad de los mayores y la opinión de todo el mundo», respondió en pocas palabras que no era de mente tan obtusa ni de ignorancia tan crasa que pensara habría en las palabras del Señor algo que corregir o no divinamente inspirado(29).
A sus ojos no han existido profecías, sino predicciones forjadas después de haber ocurrido los hechos, o presentimientos explicables por causas naturales; para ellos no existen milagros verdaderamente dignos de este nombre, manifestaciones de la omnipotencia divina, sino hechos asombrosos, en ningún modo superiores a las fuerzas de la naturaleza, o bien ilusiones y mitos; los evangelios y los escritos de los apóstoles han de ser atribuidos a otros autores.
Y lo mismo aparece en los evangelios de San Mateo y San Juan y en las epístolas llamadas Católicas; y de manera clarísima en el testionio de aquel que se gloriaba de haber estudiado la ley de Moisés y los Profetas «a los pies de Gamaliel», para poder decir después con confianza, provisto de armas espirituales: «Las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas para con Dios»(10).
¡Pues bien, señores, juro con la mano puesta sobre el corazón, por mi honor y por los Santos Evangelios, que mi curiosidad era puramente artístico-científica!