estro


También se encuentra en: Sinónimos.

estro

(Del lat. oestrus, tábano < gr. oistros tábano.)
1. s. m. ARTE Inspiración artística.
2. ZOOLOGÍA Período de celo de los mamíferos.
3. ZOOLOGÍA Moscardón, insecto pardo oscuro, velloso y que produce un molesto sonido.

estro

 
m. Entusiasmo, inspiración poética o artística.
zool. Período de celo en las hembras de los mamíferos.
Sinónimos

estro

sustantivo masculino

estro:

musainspiración, numen,
Traducciones

estro

estro

estro

Estrus

estro

Estrus

estro

Estrus

estro

Estrus

estro

SM
1. (= inspiración) → inspiration
2. (Med, Vet) → oestrus, estrus (EEUU)
Ejemplos ?
Y era magnífico el espectáculo del pueblo, en marcha a la emigración, coreando en el largo camino con plenitud de conciencia suficiente, por un motivo superior, aquel primer himno nacional inspirado al estro de Bartolomé Hidalgo, por la emoción del desplazamiento: : Orientales la patria peligra : reunidos al Salto volad.
Al que tiene el estro y demás envidiables dotes poéticas que ha reve- lado Mérida en sus Copias del natural, hay derecho para exigirle que no desatienda la forma, que ella es la ropa con que se atavían los pensamientos.
Aleccionádome han los conceptos con que mi erudito amigo el académico don Vicente Barrantes, en la España Moderna ava- lora mi entusiasmo por las que, en mis Confidencias de bohemio llamé admirables quintillas del malogrado vate peruano Adol- fo García.— Quand méme, siendo sigue, para mí. García un poeta de estro arrebatador.
Me diréis que, ajeno a mí, hoy de mí mismo me salgo; mas si hemos de servir de algo los poetas, es as Si el quid divinum existe y por él a los poetas del carácter de profetas su inspiración les reviste, fuerza es que del estro ardiente el poder les agigante, y algo al menos les levante sobre el vulgo de la gente.
Pero, en fin, si ya en el día por vieja se desarraiga y es ya forzoso que caiga por tierra la poesía, yo me echo con ella atrás aunque en ella soy maestro: mas si prescindir del estro puedo…, ¡del verso jamás!
Y alto dicta tal vez estro deífico el vaticinio a mi valiente cántico que no sólo las ondas del Pacífico verán ufanas tu triunfar magnífico, sino también las del remoto Atlántico.
l justo Dios, cuando el pecado nuestro el plazo del perdón ya desperdicia, para mostrarnos que en su plan maestro a su piedad iguala su justicia, da reinos y concede fuerza y estro a tiranos de grande y vil malicia.
Fin de la segunda parte = Estrofa I EL CORO: Estrofa I Ya más de una vez he hecho reflexiones más profundas y estudios más serios de lo que conviene a mi sexo, y también nos favorece una musa que, para hacernos más sabias, conversa con nosotras (no con todas, que acaso encontrarás pocas a quien esto ocurra), y el estro poético es don de las mujeres.
Anduvo errante por varios países y al fin murió, dejándola abandonada. Vagando como Io, Gláfira llegó a Hesperia, sin Argos que la vigilase, pero también sin tábano o estro que la picase.
Toda merced, toda benigna cosa quiéroos pagar con obra de mi estro: no me culpéis de que sea pobre el modo, pues, cuanto os puedo dar, así os doy todo.
No tenía más estro que su voluntad ambiciosa. Alhakem, encantado y seducido por su talento y por su hermosura, la había hospedado en su alcázar.
Pero sospecho que en el siglo nuestro con tal pujanza su valor emerja, que no habrá de faltar obra de estro que en el futuro su virtud deterja; y, odiosas lenguas, el desprecio vuestro con vuestra infamia universal sumerja, de suerte que el elogio que la espere con mucho al de Marfisa bien supere.