estremecimiento


También se encuentra en: Sinónimos.

estremecimiento

s. m. Acción y resultado de estremecer o estremecerse. escalofrío, temblor

estremecimiento

 
m. Acción y efecto de estremecer o estremecerse.

estremecimiento

(estɾemeθi'mjento)
sustantivo masculino
1. tranquilidad agitación del ánimo experimentar un brusco estremecimiento
2. temblor involuntario del cuerpo un estremecimiento de frío
Sinónimos

estremecimiento

sustantivo masculino

estremecimiento:

sustosobresalto, agitación, conmmoción, turbación, perturbación, convulsión,
Traducciones

estremecimiento

shivering, shiver, shudder, thrill

estremecimiento

brivido, fremito, tremito

estremecimiento

رَعْشَة

estremecimiento

vzrušení

estremecimiento

henrykkelse

estremecimiento

Erregung

estremecimiento

ρίγος

estremecimiento

kiihtymys

estremecimiento

frisson

estremecimiento

uzbuđenje

estremecimiento

ぞくぞくする感じ

estremecimiento

스릴

estremecimiento

sensatie

estremecimiento

spenning

estremecimiento

dreszcz

estremecimiento

sensação

estremecimiento

возбуждение

estremecimiento

spänning

estremecimiento

ความตื่นเต้น

estremecimiento

heyecan

estremecimiento

sự hồi hộp

estremecimiento

异常兴奋

estremecimiento

SM estremezón (Colombia, Venezuela) SM
1. (= sacudida) → shake
2. [de frío] → shiver, shivering
3. (= sobresalto) → shock
4. (= terremoto) (Andes, Caribe) → tremor
Ejemplos ?
Silbaba el frío a través de las ventanas mal cerradas; y la nieve, azorando las vidrieras, producía un ruido sordo. Aquella escena, contrastaba de tal modo con la que don Juan acababa de abandonar, que no pudo evitar un estremecimiento.
Un estremecimiento de placer recorrió la tierra; brillaron los torrentes y los castillos; los tranquilos y alegres hombres preparaban sus trabajos cotidianos; incontables alondras volaban jubilosas.
No podría describir el estremecimiento que me recorrió cuando, junto a la boca del túnel, vi a una figura que se tapaba los ojos con el brazo izquierdo y hacía violentamente gestos con su mano derecha.
Ella lo miraba afablemente, pero en cuanto oyó de labios del mozo la palabra «zapato», su rostro palideció intensamente, y un estremecimiento sacudió todo su cuerpo.
¡Quedar así por siempre!», suspiran los enamorados, mirándose en el fondo de los ojos, mientras corre por sus nervios el estremecimiento del más dulce de los calofríos; y este deseo de anularse, de no despertar jamás del grato nirvana, surge inevitablemente, como si el amor sólo pudiera crecer y esparcirse a costa de la vida.
En cambio, a lo mejor, tendidos en la umbría, una hoja vaga que se desprende de la fronda nos roza la sien y produce en nosotros un misterioso estremecimiento, en que nos parece barruntar un suceso inmenso que en aquel instante está ocurriendo, tan grande y universal que no tiene límites, que no tiene forma, que no puede ser definido ni nombrado, y del que la hoja caediza es sólo un humilde nuncio o infinitesimal síntoma.
Actualidad del problema social-obrero Estamos ante una nueva prueba de la solicitud de preocupación de la Iglesia por la clase obrera, que llega en hora feliz a nuestra Patria; en la hora en que Venezuela siente, en todo su ser, el estremecimiento de una nueva vida que está naciendo; en la hora de una transformación radical de su economía.
Después del estremecimiento de Viesca, las prisiones recibieron abundante suplemento de huéspedes. Al lado del anciano y del hombre llegaba el adolescente a hundirse en la penumbra de los calabozos.
Sé que tuviste profundas tristezas, tan profundas como, no, no voy a decir lo siempre dicho, como los mares, como los océanos, como los abismos, sino simplemente profundas, acaso como el estremecimiento de perder a un padre, a un hermano, a un amigo, a un discípulo.
De repente cesaron de dar vueltas, prorrumpieron en gritos de alegría, liberaron su contento con bailes y saltos, y todos los matorrales pareció que se animaban en un estremecimiento de felicidad.
Centenares de familias que habían huido al campo por los primeros ataques armados, regresaban presurosas muy de madrugada, cuando aún bajo las muertas hojas caídas de los árboles, había entre los insectos estremecimiento de alas y entre las ramas zanqueando comenzaba el gorgeo.
Pero igual que se acerca, se aleja y no nos preocupamos de ello. Sin embargo, un estremecimiento sobrecogió el corazón de Ubaldo y sólo con esfuerzo consiguió dominarse.