estremecido

(redireccionado de estremecida)
También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

estremecido

, estremecida
Traducciones

estremecido

ADJshaking, trembling (de with)
Ejemplos ?
Cuando el Profeta en la ancha plaza al pueblo le decía siniestro el porvenir, la plebe inquieta, prodigios viendo, estremecida ola.
Carne estremecida por los últimos latigazos del jefe político y las últimas patadas del cuartel, carne oscura y triste ¿qué hay en ti?
Di, ¿quién eres tú que fuese a donde quiera siempre a mi lado cándida te vi? ¿Por qué al mirarte el alma estremecida siento, y el pecho palpitar de amor?
Naturaleza entera estremecida Comienza a preludiar la grande orquesta, Y hospitalaria a todos nos convida A disfrutar su regalada fiesta.
Cuando el día fatal de tu partida volví, tras breve ausencia, al hogar nuestro, se apoderó del alma estremecida presentimiento súbito y siniestro.
Hágase a un lado. Y la metrópoli ruge estremecida por arriba y por debajo. Brotan de sus hocicos cavados, vómitos de mezcolanzas humanas; sudorosas, rabiosas, voluptuosas, espantosas.
Aire rizado venía con los balidos de lana. La sierra se ofrece llena de heridas cicatrizadas, o estremecida de agudos cauterios de luces blancas.
en bien de la humanidad estremecida con la idea de las víctimas que van a sacrificarse en la sangrienta lucha sostenida por un poder que intenta esclavizar contra otro que combate por su libertad y por los más justos derechos que conocen los hombres...
El curso de las viejas edades, en revuelto torbellino y en ondas presurosas, pasaba ante mis ojos, y el silencio profundo de la tarde interrumpían tan sólo para mí los tristes ecos de aquellas muertas voces, que sonaron sobre la tierra estremecida un tiempo.
En vano la Colonia entera, estremecida y llena de indignación, pedia la vida de un hombre de tantas esperanzas: todo lo atropelló la violencia de Pedrarias, y la sentencia se executó en la plaza de Acla con llanto universal de quantos la miráron.
¡Qué dulce y bello el viaje por una tierra así! Y yo soñaba en eso, mi santa prometida, y al delirar en eso con alma estremecida, pensaba yo en ser bueno por ti, no más por ti.
su labio palpitante; y velando su faz arrebatada, suelto cual áurea nube en ondas perfumadas su cabello, como inocente tórtola que muere entreabriendo su ala estremecida, sobre mi pecho, toda conmovida, dobló su blanco cuello en lánguido desmayo, y en sus hombros de nieve quebró la luna su indeciso rayo.