estragos

Traducciones

estragos

Vernichtung

estragos

havoc

estragos

SMPLhavoc sing
el hambre hizo estragos entre los más necesitadoshunger wreaked havoc with those most in need
la sequía hizo estragos en el campothe drought wreaked havoc in the countryside
el actor que ha causado estragos entre las jovencitasthe actor who has caused a stir with the young girls
los estragos del tiempothe ravages of time
Ejemplos ?
Por fortuna, esa golondrina no hizo verano y para una colección tan abundante pudimos llegar a tres ediciones hasta que la empresa no pudo resistir más los estragos de las crisis y quedó frustrada su ilusión de lograr que se hable y se escriba como se debe, aunque hoy se destile decir, como se quiera.
Que sabe el testigo que con los grandes daños y estragos que los vecinos de la dicha villa del ferrol han recebido en sus personas y bienes de los dichos soldados y gente de guerra que han ido en las dichas reales armadas al dicho puerto del Ferrol estan muy perdidos y destruídos y pobres que despues que las dichas reales armadas vinieron al dicho puerto y villa del Ferrol los vecinos della coxen muy poco pan y vino de sus labranzas por les haber quedado todo destruido con los dichos daños que han rescebido de la dicha gente de guerra...
Pusimos la vida económica de Cuba en manos de la Unión, y ésta pudo entonces emplear su sistema de herir solapadamente y condolerse en público de la crisis cubana, del mismo modo que después alimentaba en secreto la insurrección y abiertamente se queja de sus estragos.
Ahora bien, la leyenda enlazó los estragos cometidos por este monstruo a las atrocidades del barón de Montsuc, dice que la bestia, que no era un hombre-lobo, fue herido y se transformó de pronto en la persona del barón y que le dijo entonces al cazador con una voz agonizante: “Te agradezco que me hayas herido, pues en castigo de mis crímenes, fui condenado a errar bajo esta forma durante toda la eternidad.
Los estragos de la peste han aumentado la lúgubre peregrinación, que desde el alba llenaba las calles vecinas a Maravillas y el prolongado callejón que se extiende fuera de la portada.
No fué necesario que llegasen á Guadalajara, ni para su toma, ni para el arreglo del gobierno en todas sus partes, porque el famoso capitan Torres y los mismos patriotas buenos y vecinos de Guadalajara, lo han puesto todo en el mejor órden que se puede desear, segun los partes que recibí ayer, y así cualquiera otra cosa, léjos de fomentar el órden lo destruirá é introduciria el dosórden qe tantos estragos nos ha ocasionado.
Agreda, fue segunda vez sable en mano sobre la columna cerrada que amagaba acia el, á cuyo choque perdiendo su caballo, y cayendo entre sus mismas filas, huviera sido victima desu obstinado encono á no haver deshecho otra vez su formacion, abriendo á los nuestros un campo para infinitos estragos.
a —Jamás aventurará combate de cien sino con ventajas de una superioridad conocida; procurará disponer al soldado por ataques principales y en la primera victoria que logre dejará que los soldados hagan estragos en los vencidos para infundir el terror en los enemigos.
Este animalejo es muy astuto y siempre que se ve irremediablemente perdido, finge estar muerto y cuando menos se lo espera uno, salta a toda velocidad y huye, o da unos mordiscos tan fuertes que quien se descuida puede perder hasta los dedos o un buen trozo de su carne. Los tlacuaches se comen a los guajolotes y a sus pipilitos y hacen muchos estragos en los corrales.
Pero lo más importante es que millones de familias mexicanas y miles de pequeñas y medianas empresas no hubieran padecido los estragos de la crisis de 1995.
Cuando, ya vestido, se vio reproducido en la luna del espejo que conservaba la señora Pepa como valiosa herencia de sus antepasados, se dio cuenta de los estragos que en él hiciera la bala que conservaba como recuerdo: su rostro estaba demacrado; su cabello y barba, crecidos; de vez en cuando doblábanse sus piernas, y cuando ya oscurecido, y ayudado por el señor Juan, montó a la grupa del caballo de su primo, tuvo que abrazarse a la cintura de éste para no caer, pero, no obstante, un suspiro de satisfacción ensanchó su pecho al pensar que en breve iba a ver a la que llenaba de ternuras infinitas su corazón y de luz su pensamiento.
Bálsamo piadoso para toda herida, de los soñadores dulce prometida que nos indemnizas del mal de vivir. Tú sabes secretos de fakires magos, para las dolencias, para los estragos, para los embates de toda aflicción.