estopa


También se encuentra en: Sinónimos.

estopa

(Del lat. stuppa.)
1. s. f. TEXTIL Parte basta del lino o del cáñamo que queda al peinarlos y que se usa para cuerdas, telas bastas u otras cosas.
2. TEXTIL Tela hecha con la hilaza de este residuo.
3. Parte basta que queda de la seda.
4. TEXTIL Parte fibrosa que aparece en algunas maderas al cortarlas.
5. NÁUTICA Jarcia deshilada que sirve para tapar las junturas de las maderas de los barcos.
6. dar o repartir estopa coloquial Golpear, dar una paliza.

estopa

 
f. Parte del lino o del cáñamo que queda en el rastrillo cuando se peina.
Tela gruesa tejida con la hilaza de la estopa.
Jarcia vieja deshilada que sirve para calafatear.

estopa

(es'topa)
sustantivo femenino
parte gruesa del lino o el cáñamo usado para hacer cuerdas y tejidos una cuerda de estopa
Traducciones

estopa

кълчища

estopa

koudel

estopa

Kauder, Werg

estopa

oakum, tow

estopa

rohtimet, tappura

estopa

étoupe

estopa

csepű

estopa

麻屑

estopa

estopa

estopa

câlţi

estopa

üstüpü

estopa

клоччя

estopa

mụn xơ

estopa

SF
1. [del cáñamo] → tow
largar estopa a algnto bash sb, hit sb
2. (= tejido) → burlap
estopa de acerosteel wool
3. (Náut) → oakum
4. (Caribe) → cotton waste
Ejemplos ?
—¿Dos camas de ropa havrás tales cuales? — Sávanas de estopa, hietro y cabeçales, mantas y costales. Nuestr'amo, ya soy desposado —Si tal es el hecho, soy en que te veles.
Echome a mí la culpa de la desgracia, diciendo ante todo el mundo que al pasar junto a una hoguera, me había acercado intencionadamente a ella, para prender fuego a la estopa.
Entonces ella le dijo: ¡Samsón, los Filisteos sobre ti! Y él rompió los mimbres, como se rompe una cuerda de estopa cuando siente el fuego: y no se supo su fuerza.
La joven no contestó; pero se hallaba en su interior consternada, pues aunque hubiera trabajado trescientos años, sin dejarlo desde por la mañana hasta por la noche, no hubiera podido hilar aquellos enormes montones de estopa.
La primera hilaba la estopa y hacía dar vueltas a la rueda; la segunda mojaba el hilo; la tercera le torcía y le apoyaba en la mesa con su pulgar y cada vez que pasaba el dedo echaba una madeja del hilo más fino.
Nuestr'amo, ya soy desposado. — Aburre los celos, tenla repicada. — Sobarvos y velos, camisa labrada de estopa delgada. Nuestr'amo, ya soy desposado.
de mil amores lo hiciera, señora, pero es imposible darle gusto ahora, que tengo el gaznate más seco que estopa y me aprieta mucho esta nueva ropa.
Cuando salimos a la calle (que era completamente extraña y nueva para mí); cuando sentí el olor del pescado, de la pez, de la estopa y de la brea, y vi a los pescadores paseando y las carretas de un lado para otro, comprendí que había sido injusto con un pueblo tan industrial; y se lo dije enseguida a Peggotty, que escuchó mis expresiones de entusiasmo con gran complacencia y me contestó que era cosa reconocida (supongo que por todos aquellos que habían tenido la suerte de nacer « arenques») que Yarmouth era, por encima de todo, el sitio más hermoso del universo.
En efecto, cierto día en que el exceso de sus malos tratamientos me acabó la paciencia y le solté una enérgica coz, he aquí la venganza que discurrió. Cargome con enorme cantidad de estopa, y atándola fuertemente con cordeles, nos pusimos en marcha.
Y desde que, a instigación de Esperanza, su prima, hizo la oferta para la romería del Cristo de Androsán, el martirio arreció: cordeles de fuego la flagelaban; manos de hierro la esgañían: fríos sapos corrían entre las sábanas de estopa de su lecho; culebras se enroscaban a sus tobillos, y por detrás de su cabeza, cuando se sentaba a comer el caldo, una bruja hedionda venía diariamente a escupir en la cunca...
Antón, por su parte, cediendo a la influencia que siempre ha ejercido en la naturaleza humana la mitad que gasta faldas, ora sean de estopa, ora de finísima batista, despejó algo su tristura, y, poniéndose en pie, dijo a su prometida: -Si quieres que me marche más satisfecho, es preciso que hagas una cosa.
Es decir, lo más escogido de la buena sociedad del barrio. Las mujeres van a la hila provistas de rueca y mocío de estopa o madeja de cerro.