estertor


También se encuentra en: Sinónimos.

estertor

(Del lat. stertere, roncar.)
1. s. m. Respiración anhelante propia de los moribundos.
2. MEDICINA Ruido anormal percibido por la auscultación torácica en distintas condiciones patológicas del aparato respiratorio.

estertor

 
m. Respiración anhelosa, con ronquido sibilante, propia de la agonía y el coma.
Ruido a que da origen el paso del aire por las vías respiratorias obstruidas por mucosidades.
Traducciones

estertor

rantolo, stertore

estertor

SMdeath rattle

estertor

m. rale, stertor, an abnormal rattle-like sound heard on ausculation;
___ agónicodeath rattle;
___ ásperocoarse ___;
___ crepitantecrepitant ___;
___ crujientecrackling ___;
___ húmedomoist ___;
___ roncusrhonchus ___, rattling in the throat;
___ secodry ___.
Ejemplos ?
No me está permitida mirar á los muertos ni manchar mis ojos con el estertor de un moribundo; y me parece que te aproximas ya á ese momento.
En el momento de ser colgado, apareció Juan, el salvaje y pidió que lo perdonaran, pero ya era inevitable. El juez, en su último estertor, lo miró suplicante.
Y también es verdad que si hay un día que el alma en paz de venturanza goza entre el rudo estertor de la agonía, lucha en vano después y se destroza.
Tu cuerpo inmóvil, sin color tus labios, sin luz tus ojos y tus manos yertas, tan sólo en ti vivía ese ronco estertor de tu agonía que sonará en mi oído eternamente, ¡y que midió, como un reloj viviente, las largas horas de ese eterno día!
Es el saber que de pronto algo se quiebra y si no se cambia con lo que cambia, la vorágine de los sentidos húmedos, como ella lo dice, prolongaran el estertor de lo imposible: Arrancado en la gesta de mi sombra —este corazón¾ estratificación de desdichas en capas sensitivas.
Y el cuerpo de Roberto tambaleó vacío de vida, cayó con un son flácido, los ojos inmensos de terror, la boca abierta, en aullido prolongado como un canto. No humano, el vengador miró esos ojos sin vida y gruñó con voz que era estertor: —Te la había jurao.
Ellas también, las campanas, han alcanzado su última hora, y sus tristes acentos son el estertor del moribundo; ellas también van a morir a manos de la libertad, que todo lo vivifica, y ellas serán las únicas en España ¡santo Dios!
Y mientras el ronco estertor del moribundo llenaba la siniestra sala, la luz fría y cenicienta que se filtraba por los empolvados tragaluces hacía resaltar en el blanco muro los brazos descarnados de la cruz negra, enorme, como el símbolo eterno del crimen y la barbarie triunfante cerniéndose por encima de los Calvarios y escarneciendo a los Cristos pasados, presentes y venideros.
Lentamente se iba formando en torno de ellos un gran charco de sangre que corría por las junturas de las losas. Sentíase el borboteo de las heridas y el estertor del que estaba caído debajo.
El general se estremeció al oír aquel grito destrozador lanzado en el estertor de la muerte; se inclinó hacia su mujer, y la cogió en sus brazos: ¡no levantó sino un cadáver!
Y delante de aquella vida, de aquella juventud que se apagaba, nos quedamos silenciosos un momento, sin poder desviar la vista de aquel rostro cadavérico, de pómulos salientes, encuadrado en una espesa y rizada barba rubia que llegaba hasta el pecho hundido y huesoso en el que resonaba el estertor sordo, estridente del agonizante.
 Xi Metido en una voz que no es la mía divago en aposentos de cristales donde el hambre quemada por metales transpira un canto de melancolía y en trémolo mecánico, vacía, no alcanza a sollozar gritos raudales, porque sola, mezclada en sus timbales, sofoca el estertor de su agonía.