estatua

(redireccionado de estatuas)
También se encuentra en: Sinónimos.

estatua

(Del lat. statua.)
1. s. f. ESCULTURA Obra de escultura que representa figuras imitando el natural hay una estatua del escritor en el parque.
2. Persona fría y sin iniciativa no le afectará porque es una estatua.
3. estatua ecuestre ESCULTURA La que representa a una persona a caballo.
4. estatua yacente ESCULTURA La que representa a una persona echada o tendida.
5. merecer alguien una estatua Frase con que se engrandecen las acciones de una persona.
6. quedarse hecho una estatua Quedarse una persona paralizada por el espanto o la sorpresa.

estatua

 
f. escult. Figura de bulto labrada a imitación del natural, puede ser representación de un personaje o animal, o una personificación simbólica.
estatua columnaria La adosada a una columna, típica del arte románico del s. XII y del gótico primitivo.
estatua ecuestre La que representa a una persona a caballo.
estatua orante La que representa a una persona de rodillas y en actitud de orar.
estatua sedente La que representa a una persona sentada.
estatua tombal o yacente La que representa al personaje echado en la cubierta de su sepulcro.

estatua

(es'tatwa)
sustantivo femenino
1. figura esculpida en un material sólido una estatua abstracta
2. persona fría o sin iniciativa ser una estatua
Sinónimos

estatua

sustantivo femenino
escultura, figura, talla.
La talla suele ser de madera.
Traducciones

estatua

statue

estatua

Statue

estatua

statue

estatua

statua

estatua

socha

estatua

statue

estatua

patsas

estatua

kip

estatua

estatua

estatua

standbeeld

estatua

statue

estatua

posąg

estatua

estátua

estatua

staty

estatua

รูปปั้น

estatua

heykel

estatua

bức tượng

estatua

雕像

estatua

статуя

estatua

雕像

estatua

פסל

estatua

SFstatue
Ejemplos ?
Evaluamos no para exaltar, no para subrayar triunfos, -que eso sería amarrarnos al pasado-, no para convertirnos en estatuas dependientes de sal.
Que aprendan lo que deben hacer cuando sean hombres y no lo que deben olvidar. Nuestros jardines están adornados con estatuas y nuestras galerías con cuadros.
Al alcance de mi mano, como irónica tentación, estaban las riquezas abandonadas, las maravillas de arte que acaso codicié: ningún ojo sino el mío para contemplar los cuadros de Velásquez, las estatuas de Fidias, las cinceladuras de Cellini; y allá en las secretas cajas de los abandonados bancos, ninguna mano sino la mía para hundirse en los montones de billetes y centenes de oro...
Aquel sitio intentaba ser admirable; semejante a los antiguos palacetes romanos: pisos y columnas de mármol, portentosas estatuas, directamente reproducidas de los originales de la antigüedad griega; de las paredes colgaban cuadros como neoclásicos elaborados al óleo; de los techos pendían varias lámparas resplandecientes de cristales.
Tiene la casita para su jardín ocho hermosísimas estatuas de mármol artificial, esta invención ahorra el gran trabajo de cincelar una piedra tan dura como el mármol, y deja las estatuas con una perfección igual a sus modelos; y la materia siempre es la misma, a saber mármol.
En cambio con estos ligeruchos iconoclastas, proseguía Zeus, rojo de energumenia, adiós Palas Atenea, Afrodita y Artemisa, las tres gracias que se habían quedado como en un engarróteseme a’i convertidas en estatuas de mármol y más frías que el Eneas despreciador de Dido.
Serenó este razonamiento los ánimos de suerte, que, fervorosos, pasaron de la ira al arrepentimiento; y llamándole padre de la patria, pedían que a Bruto y a los suyos fuesen concedidos honores y dedicadas estatuas.
¡EI blancor de esos días tercamente lluviosos; las estatuas de mármol recién inauguradas; el estertor de la pechuga exangüe; el ruedo que la mar prende a su falda; la capa voladora del beduino y sus tiendas errantes, palomar del Sahara; los caminos ahogados en la arena; al fondo de los árboles, la pared de una casa; las tumbas escondidas en la noche; el cirio iluminando la mortaja; ¡yacente livor del esqueleto que el cincel del gusano cincelara; esas frases inéditas, alargadas de aes, con que los sordomudos desahogan su rabia; las gotas de azahar sobre las bodas, y en la Suprema hora de las ansias, en el instante de aflojar los brazos, aquel blanco en los ojos de la mujer cansada!
— Enseguida se desplazaron a los lados de mi cuerpo estremecido y desamparado para atacarlo; presentía ya lo peor, pero sin sospecharlo siquiera, se convirtieron en amenazantes estatuas vivientes.
Dotrina son estas de dos estatuas: honra añadida os enferma la cabeza, que sois vosotros; pequeño golpe de cosa pequeña os deshace los pies, que son vuestros vasallos.
Ahora que se levantan estatuas al que realiza la más pequeña invención, imaginaos qué monumento debería elevar nuestra gratitud a aquellos descubridores desconocidos, cubiertos de pieles, untados de grasa, cuyo lenguaje no debía de ir más allá del ladrido de perro o del chillido del mono.
--- Eran diez meses después, y las diez de una mañana del revuelto mes de marzo: en una anchurosa estancia que seis opuestos balcones en luz todo el día bañan, y que adornan por doquiera preciosos lienzos y estatuas, y en cuyo centro, de mármol un velador se levanta, sobre el cual, y bajo un velo, hay colocada una caja que en la materia y la forma de que es hecha y trabajada parece que encerrar debe alguna preciosa alhaja; sentados están dos mozos que con aquestas palabras en este momento siguen conversación empezada.