estaquillado

estaquillado

 
m. agr. Separación de la planta madre de un trozo de tallo perfectamente lignificado que se planta para que produzca una planta nueva.
Ejemplos ?
Las estacas, por consiguiente, son un medio para la propagación vegetativa o asexual de muchas variedades y especies arbóreas y arbustivas. El proceso de cortar la estaca y plantarla para su posterior enraizamiento se denomina estaquillado.
Esta técnica mejora significativamente el enraizamiento de las estacas al impedir que se sequen. El período de estaquillado depende de la especie elegida, del tipo de estaquillado, y del uso previsto.
El estaquillado en madera dura: se realiza en las ramas latentes a finales de otoño, invierno o primavera. La madera es dura y no se dobla con facilidad.
Algunas de las especies en las que el estaquillado se usa frecuentemente para la propagación vegetativa son los sauces (Salix), los álamos (Populus), el tilo (Tilia).
Esquejes e injertos ambos permiten a una planta reproducirse produciendo otra planta exactamente igual, a diferencia de la reproducción por semillas, que perpetúa la especie mediante la herencia genética de ambos padres (dando así un fenotipo distinto). El estaquillado es muy utilizado por los aficionados, ya que es más fácil realizar que el injerto y no requiere equipo especial.
Su único inconveniente es que a menudo es lento para la producción de frutas o flores. Además, algunas variedades no se pueden reproducir por estaquillado o es muy difícil.
Hay varios tipos de estaquillado: El estaquillado herbáceo: se lleva a cabo en las plantas no leñosas a menudo al final del verano.
El estaquillado en plantas de madera blanda: se practica sobre las ramas desarrolladas el mismo año (todavía verdes) en el momento en que empiezan a endurecerse.
El estaquillado en madera semidura: se practica sobre ramas del año cuya base ya se ha endurecido y la punta, verde, aún sigue creciendo (desde mediados de julio hasta mediados de septiembre según las especies).
El estaquillado al ahogado: se practica en cualquier momento, metiendo las estacas en una campana de cristal (o encerrándolas en una botella grande o una bolsa de plástico en su defecto) para mantener la humedad cercana al 100%.