estala


Búsquedas relacionadas con estala: estela

estala

1. s. f. Establo para guardar las caballerías.
2. NÁUTICA Lugar o puerto donde se detienen las embarcaciones entre el puerto de origen y el de destino. escala

estala

 
f. Establo o caballeriza.
Escala (puerto).
Ejemplos ?
El viajero universal o noticia del mundo antiguo y nuevo, obra recopilada de los mejores viajeros, traducida al castellano y corregido el original e ilustrado con notas por don Pedro Estala, Madrid, 1795-1801, 43 vols.
Los francmasones dice que son los hermanos de «una cofradía de hombres de todas naciones y lenguas, donde, aunque se admite indiferentemente toda casta de pájaros, se ha notado que solo se ascriben los reyes como Napoleon, los grandes como Campo-Alange, los ministros como Ofárril, los filósofos como Urquijo, los canónigos como Llorente, y los abates (no sino frailes-fraíles) como Estala.» -¡Hola, hola!
Cartas de un español a un anglómano, Madrid, 1795, reimpresas en Londres, 1804, Cádiz, 1805 y Madrid, 1815; hay reimpresiones posteriores. Compendio de la Historia Natural de Buffon, traducido e ilustrado por Don Pedro Estala, presbítero, Imp.
El Imparcial o Gaceta Político - Literaria, Madrid, marzo-agosto de 1809. Cuentos morales de Marmontel, traducidos por don Pedro Estala, Valencia, Salvá, 1813.
Cuando el ministro josefino de interior Marqués de Almenara ordenó en 1810 a Francisco Martínez Marina que organizase una Junta de Instrucción Pública y Educación que visitase todas las escuelas y demás establecimientos de instrucción, en especial los de primera educación de ambos sexos, para darle un informe circunstanciado, formó parte de ella en 1811 con este propósito junto a Pedro Estala, José Antonio Conde y Martín Fernández de Navarrete.
Su familia era oriunda de Valencia, pues su madre Antonia Ribera había nacido en Alicante y en esa ciudad se desposó con Hipólito Casiano Antonio Estala, médico y padre del escritor, el 10 de febrero de 1754.
Todo ello provocó la multiplicación de las publicaciones periódicas de variopinta tendencia: periódicos liberales como el Semanario Patriótico de Manuel José Quintana, El Conciso de Gaspar Ogirando o El Robespierre Español de Pedro Pascasio Fernández Sardino; anticonstitucionalistas como El Censor General e incluso afrancesados como La Gaceta de Sevilla, El Diario de Barcelona o El Diario de Valencia, redactado durante un tiempo por Pedro Estala.
Ricardo Gallardo Juárez Asunción Mendoza Cuéllar Fermín Estala Jacobo Omar Alberto Soni Bulos María del Socorro Herrera Orta Hilario Vázquez Solano Alexander López García † Francisco Javier Hernández Loera José Santos Loredo Tenorio Carlos Emmanuel Llamazares El primer pronunciamiento de interés en ser candidato del PAN a gobernador de San Luis Potosí se dio el 8 de enero de 2008, al anunciar su postulación el ex Secretario del Trabajo y ex Senador por el estado, Francisco Javier Salazar Sáenz.
Por otra parte, Estala y Forner estuvieron ocupados en la redacción de un catecismo educativo en asociación con el maestro Joan Picornell, por lo demás un curioso personaje que inspiró en Madrid la llamada Conspiración del Cerrillo de San Blas en 1795 que pretendía proclamar una constitución, por lo cual fue desterrado a América, donde prosiguió sus actividades revolucionarias.
El francés Alexandre de Laborde compiló con todos estos materiales una monumental enciclopedia de viajes que luego fue ampliada por el español Pedro Estala en una popular gran colección de 43 volúmenes: El viajero universal o noticia del mundo antiguo y nuevo, obra recopilada de los mejores viajeros, traducida al castellano y corregido el original e ilustrado con notas por don Pedro Estala (Madrid, 1795-1801).
Al ser trasladados los restos del obispo en 1789 a Salamanca desde Madrid, donde había fallecido en 1783, Pedro Estala pronunció una oración fúnebre en latín que hace pensar en la estrecha relación que los ligó; muy probablemente fue su secretario o el encargado de gestionar el largo proceso que culminó con la creación del Seminario de San Carlos, que fue una auténtica obsesión para Bertrán, quien era, además, proclive al jansenismo y un auténtico paladín de la traducción de las Sagradas Escrituras a la lengua vulgar, cuyo permiso de traducción consiguió al fin en 1782 y fue encomendado al escolapio ya citado Scío.
Los cuatro amigos forman una academia burlesca bajo los nombres en clave de Damón (Estala), Alfesibeo (Navarrete), Amintas (Forner) y Mirtilo (Moratín), a los que se agregaron Arcadio (José Iglesias de la Casa) y Batilo (Juan Meléndez Valdés).